Fichajes

LAS ÚLTIMAS ESTRELLAS QUE SE FUERON NO HAN TRIUNFADO

Salir del Madrid, una decisión equivocada

Salir del Madrid, una decisión equivocada
Comentar

Salir del Real Madrid, para cualquier jugador, siempre significa dar un paso atrás en su carrera deportiva. Al venir de jugar en el mejor equipo del mundo, se da por supuesto que el jugador que ya ha demostrado su valía en el conjunto blanco, cogerá galones en su nueva casa y ayudará a ese equipo a crecer. Pero no ha sido así en los últimos años.

El conjunto madridista ha vivido salidas traumáticas en los últimos años, de jugadores que eran de sobra queridos por la afición y, casi siempre, por motivos económicos. La marcha de James se entiende en parte al ver que el jugador no disponía de los minutos suficientes respecto a su calidad. Pero en el Real Madrid, la competencia es dura y habrá que trabajar lo suficiente para imponerse al resto de compañeros, si lo que quieres es no quedarte en el banco.

Finalmente, el colombiano decide dejar la entidad de Chamartín para marcharse al Bayern en busca de nuevos aires y éxitos. Pero no siempre fue tan fácil para el resto de futbolistas que abandonaron el conjunto blanco. Los últimos ejemplos están en jugadores de la talla de Di María u Özil. Ambos eran clave en el Real Madrid. Lo sabían y presionaron al club buscando un incremento salarial amenazando con coger la puerta e irse, algo considerado como una ofensa por parte del club, así que, salieron.

En el caso de Di María, su destino fue el United, donde quería volver a tocar la gloria que acababa de saborear en el conjunto blanco. No fue así. El argentino no tuvo ni el peso esperado en la plantilla ni el éxito y en verano abandonó el conjunto inglés para marcharse al PSG. En Francia no ha logrado ser ni una sombra de lo que fue en el Real Madrid.

Caso similar es el de Mesut Özil. Quizás una de las salidas más dolorosas para la grada del Bernabéu. El jugador quería continuar en Chamartín, sin embargo, la estrategia de su padre (y agente) terminó con él en Londres. Abandonó el club a última hora el 31 de agosto de 2013 y desde aquel día, su carrera no ha vuelto a ser igual.

Estancado en un Arsenal que lleva años sin cruzar los octavos de Champions, quedando cuarto en la Premier temporada tras temporada, el jugador sabe que la decisión de cambiar de rumbo en su carrera fue equivocada. Para más inri, este curso el jugador no pisará la máxima competición continental. El quinto puesto de su equipo en liga les hace irse a la Europa League.

En el caso de James aún es pronto para saber qué le deparará el futuro. Está claro que se va a un equipo de los más potentes del continente. El poderío del Bayern está sólo al alcance de Madrid y Barça, sin embargo, viendo los últimos antecedentes de futbolistas blancos que partieron en busca de un devenir mejor, está por ver si su rendimiento le hará triunfar en el mejor club de la Bundesliga.

Últimas noticias