Fichajes

Werner vuelve a escena

werner-bota-oro-confederaciones-mirada-ronaldo
Timo Werner levanta la Bota de Oro de la Confederaciones ante la mirada de Ronaldo. (AFP)
Comentar

Mundial sub-20, Europeo sub-21, Copa Confederaciones… Los torneos de selecciones que se disputan normalmente en verano son el mejor escaparate para los futbolistas que buscan mejorar su progresión y sino que se lo digan a Timo Werner, Bota de Oro de la última de las competiciones mencionadas -galardón que recibió del exmadridista Ronaldo.

El delantero de la selección alemana, a la postre ganadora del título, se ha hecho con el prestigioso galardón individual después de anotar tres goles y dar dos asistencias -de los quince de su combinado nacional- siendo decisivo en el único tanto de la final, dándonos la razón ya que el pasado 25 de abril adelantamos en DIARIO MADRIDISTA que el Real Madrid ya le espiaba.

El ariete del Red Bull Leipzig de 21 años optaba ya entonces al casting del Chicharito joven de la directiva blanca para luchar con Benzema por un puesto en el once de Zidane, una vez se empezaba a vislumbrar la marcha de Álvaro Morata y la prioridad en Kylian Mbappé como su sustituto.

Werner llevaba 15 dianas en 26 partidos disputados con el equipo revelación de la Bundesliga -segundo clasificado- y finalizó la temporada con cinco más, lo que le valió la llamada de Joachim Löw, seleccionador teutón, en una escuadra llena de ausencias -el madridista Kroos era una de ellas por descanso.

Con poco más de 1’80 metros de altura, el natural de Stuttgart -también nombre del club con el que debutó con 17 años- dista mucho de ser un nueve puro. Fijar centrales no es lo suyo, pero su potencia e inteligencia en ataque le convierte en indetectable para los centrales cuando ocupa la punta de ataque, aspecto que Zizou destaca de su compatriota Karim.

Su valor de mercado, en alza

Florentino Pérez es consciente que estos torneos de selecciones suelen revalorizar a los jugadores en los que se fija, como es el caso de Werner o de un Ceballos que ha sido también el crack del Europeo Sub-21. Su contrato con el Leipzig expira en 2020, por lo que el Real Madrid deberá pagar un traspaso para hacerse con sus servicios, tal y como revelamos.

Entonces su precio de mercado -según la web especializada Transfermarkt– estaba en 16 millones de euros pero el club de la multinacional Red Bull no iba a negociar por menos de 30 ya que no era necesaria de forma urgente la inyección económica en sus arcas. Ahora, tras la Copa Confederaciones, el delantero alemán ha subido hasta los 25 kilos de valor, con lo que se espera un verano movidito para un jugador que pase lo que pase jugará su primera Champions League.

Últimas noticias