Fútbol

MÁLAGA VS REAL MADRID: JORNADA 38 DE LIGA

Zidane se lleva a Málaga a toda la plantilla, incluidos los lesionados Carvajal y Bale

Cristiano Ronalfo, Morata, Coentrao
Cristiano, Morata y Coentrao en su llegada a Munich (Getty).
0 Comentar

El Real Madrid viaja a Málaga a un sólo punto de levantar el título liguero. Los madridistas ven como tienen a tiro el primero de los objetivos marcados a final de temporada y, por ello, afrontarán el choque como si se tratase de una final. La ocasión lo merece y, por eso, Zinedine Zidane se llevará a todos sus jugadores, lesionados incluidos, a la ciudad de la Costa del Sol por si hubiera alirón.

Desde el vestuario madridista, no han hecho más que repetir a lo largo de la temporada el “somos una piña”. La llegada del técnico francés al banquillo unió más, si cabe, a un vestuario en el que con Ancelotti ya reinaba la armonía. Un año y medio después de que tomara las riendas del primer equipo, el vínculo creado entre cuerpo técnico y jugadores es total y su reflejo se plasma sobre el césped.

La buena conexión entre los jugadores les ha llevado a ir poco a poco cercando sus objetivos y, ahora, se encuentran a tan sólo dos partidos de lograrlos. El primero lo tienen a tiro. Lograr un punto en Málaga devolvería al madridismo un título que desde hace cinco años no se deja ver por el Bernabéu. Después vendrá la opción de La Duodécima, pero ahora lo importante es pensar en el choque de La Rosaleda.

La Liga a punto

Así lo ven los jugadores, que al ser preguntados sobre el doblete son tajantes: “Sólo pensamos en el domingo“. Así lo dijo primero Cristiano, después Isco e incluso Ramos. Los jugadores son los primeros en ser conscientes de la importancia que tiene levantar de nuevo el título liguero. “No se nos puede escapar”, se dicen.

Todos están mentalizados al cien por cien y con ganas de ganar una Liga que en las últimas diez temporadas sólo se ha conseguido en tres ocasiones, por las seis del Barça. Desde que comenzó el curso el objetivo de Zidane era ganar el campeonato doméstico, “no es normal que llevemos tanto sin ganarla“, repetía de puertas para adentro.

Sus rotaciones han hecho llegar al equipo en un estado de forma espectacular al último tramo. Todos han sido participes de una Liga que se acaba y que, con el paso de las jornadas ha ido cogiendo color blanco. Por eso, como si de una auténtica final se tratase, Zidane se llevará a todos sus jugadores a Málaga. Lesionados o no, los 24 estarán en el campo y en la grada, remando en una misma dirección por lograr una nueva Liga que brindarle a Cibeles.

Últimas noticias