Errejón actúa como un becario (o no) y se va a Bolivia en pleno ‘caso Cifuentes’

Errejón actúa como un becario (o no) y se va a Bolivia en pleno ‘caso Cifuentes’

Íñigo Errejón era un purgado fuera de la circulación política hasta hace poco. Tras castigarlo por llevarle la contraria, Pablo Iglesias le ha encomendado la misión de asaltar los cielos de Madrid para poner en él la bandera de Podemos. Sin embargo, el que fuera número dos del partido se ha ido a Bolivia en vez de aprovechar el contexto. Con Cifuentes a punto de caer, en vez de ocupar la primera línea de la escena ha preferido desaparecer en algún punto a 9.000 kilómetros de Madrid.

Curioso. Muy curioso. Algunos compañeros le acusan en corrillos de actuar como un becario. En vez de aprovechar el momento deja España hacia un destino que suena a capricho. Otros, sin embargo, ven en su periplo un nuevo desafío a Pablo Iglesias. Según ha podido saber OKMACUTO, Errejón quiere dejar claro que será él quien marque los tiempos de su actuación, más después de haber sido arrasado por el que fuera su amigo. Parece que su ausencia no es producto de la incapacidad o la inconsciencia, sino más bien una respuesta premeditada a quienes antes lo despreciaron y ahora necesitan su habilidad para seguir desgastando a Cifuentes y, por lo tanto, al Partido Popular.

La batalla de Madrid es autonómica, cierto, pero con marcado sentido nacional. De ahí que los miembros del núcleo duro de Podemos se tiren de los pelos ante la oportunidad perdida. Pero Errejón ni perdona ni olvida. Sigue teniendo muy presente que lo apartaron y será él quien decida cuándo y cómo sirve a un partido que lo necesita porque, más allá de él, muy pocos representantes de Podemos tienen potencial para ganar nada en ninguna parte. Y, por supuesto, entre los que están en caída libre se encuentra el propio Pablo Iglesias. La venganza se sirve en plato frío. Errejón ayudará a Errejón, pero no a Iglesias.

Últimas noticias