Animales salvajes

¿Qué diferencias hay entre sapos y ranas?

En apariencia suelen ser muy similares y cuesta distinguir a un anfibio de otro. ¿Cuáles son las diferencias existentes entre sapos y ranas?

iferencias hay entre sapos y ranas
Simililtudes y diferencias entre sapos y ranas

Las diferencias entre sapos y ranas es un tema que intriga y fascina a muchos. Aunque a simple vista parecieran distintos, el hecho de pertenecer a la misma familia y contar con características similares, en ocasiones nos puede confundir. Sin embargo, estos curiosos animales presentes en lagos, ríos y zonas con humedad son totalmente diferentes. A continuación, descubre los aspectos que identifican a cada uno de estos anfibios y aprende a distinguirlos correctamente.

6 diferencias entre sapos y ranas que debes conocer

Los sapos y ranas son animales muy apreciados, por lo que aparecen en cuentos, en la televisión y en películas. Sin embargo, reconocer algunas especies en la naturaleza puede representar todo un desafío. Dentro de las diferencias más determinantes se encuentran:

  1. Piel: la piel es una de las diferencias físicas más notoria en estos animales. Los sapos la poseen más áspera, seca y rugosa, en cambio la piel de la rana es húmeda y lisa.
  2. Hábitat: las ranas son anfibios que viven en los charcos y áreas húmedas, aunque pueden salir a tierra seca por alimento. Los sapos pueden sobrevivir durante mayor tiempo en el suelo alejado de la humedad, ya que poseen un mayor control de agua en el cuerpo.
  3. Extremidades: las ranas se caracterizan por tener extremidades largas que favorecen los largos saltos y las convierten en unas nadadoras especializadas. Los sapos tienen patas más cortas y prefieren los saltos pequeños, correr e incluso escarbar con sus extremidades traseras.
  4. Cuerpo: otra diferencia entre sapos y ranas que puede ayudar a diferenciarlos es la forma del cuerpo. Los sapos tienden a ser más redondos, musculosos, gruesos y fornidos. Las ranas suelen ser más esbelta, estilizadas y delgadas.
  5. Veneno: la mayoría de los sapos despiden un mal olor y son venenosos. En cambio en las ranas, no todas las especies poseen venenos e incluso forman parte de recetas muy apreciadas en algunos países.
  6. En lo que se refiere a la reproducción, las ranas disponen sus huevos en forma de nube en el agua, mientras que el sapo en hilera.

Diferencias entre sapos y ranas

A pesar de que existan diferencias bien claras entre sapos y ranas, hay especies que tienden a ser muy similares. Por ejemplo, sapos con la piel brillante y húmeda o ranas con patas cortas; pero siempre habrá un detalle que ayudará a marcar la diferencia.

Semejanzas entre sapos y ranas

La razón por la que se tiende a confundir la rana con el sapo, es que ambos pertenecen a la clase de los anfibios y orden de los anuros. Además, disfrutan de un hábitat húmedo, aunque los sapos pueden estar en áreas más secas.

En conclusión, las diferencias entre sapos y ranas resultan notables desde un punto de vista físico. Aunque suelen ser similares en cuanto a familia, son diferentes entre sí. Conócelos en profundidad y descubre lo sorprendente que puede llegar a ser su entorno.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias