Calor

10 consejos para dormir bien en verano con el calor

dormir verano
Las pautas a seguir para dormir en verano

El calor sofocante que hace siempre en verano puede hacer que las noches se conviertan en una auténtica pesadilla de insomnio. Además, parece que dormir con el ventilador es todo un «peligro», de modo que ante la desesperación, nada como recurrir a los consejos que ahora os queremos ofrecer y que os servirán para descansar durante vuestras vacaciones y todo el verano. Descubramos a continuación, los X consejos para dormir bien en verano con el calor.

Consejos para dormir bien con el calor

Según un estudio, durante el verano se duerme peor que en el resto del año. y no sólo debido al calor. Las noches de terraceo o las vacaciones influyen en el sueño. Cenar tarde, en exceso o romper con las rutinas diarias son otros de los motivos que nos impiden dormir de la misma forma que durante todo el año. Pero, ¿Cómo qué podemos hacer para dormir bien estos días y especialmente aquellos en los que hace mucho calor?.

Lo cierto es que es importante dormir bien durante todo el año. Romper con ese buen sueño en verano puede influir en el descanso y, como no, repercutir en la salud. Es por eso por lo que, a continuación, vamos a dar unos consejos para poder dormir bien en verano con el calor. ¡No te los pierdas si sientes que desde hace días no concilias el sueño del mismo modo!

Ventila la habitación cada día

Ventilar la habitación es un hábito que debemos realizar durante todo el año. No es necesario que la ventana esté abierta todo el día, bastará con hacerlo durante 20 minutos al día. Durante el verano es recomendable hacerlo tanto a primera hora de la mañana como a última para que la habitación esté fresca a la hora de ir a dormir. Es más por la noche, será bueno dormir con la ventana abierta, aunque eso sí, procurando tener una buena mosquitera instalada.

Baño relajante

Un baño relajante te ayudará a conciliar el sueño y también a que te metas más fresco en la cama. Al estar en modo de relajación y fresco, tu organismo entenderá que dentro de poco tiempo descansarás, por lo que se preparará para ello.

Cena pronto y ligero

Evita las comidas copiosas antes de dormir. Siempre será más recomendable cenar pronto, al menos dos horas antes de ir a dormir, y de forma ligera. Una buena ensalada completa es una buena opción ya que cualquier exceso en la zona te hará sentir pesado y también hará que sientas mucho más el calor.

Usa ropa transpirable para dormir

Tanto la ropa de cama como el pijama deben ser de tejidos frescos como el lino o el algodón. No debes llevar tu ordenador  a la cama, ya que se sobrecalienta y transmite calor.

No consuma bebidas estimulantes 

El alcohol, el café o el té pueden perturbar el sueño, por lo que es recomendable limitar su consumo sobre todo a la hora de acostarse. Además todas ellas harán que tengas más calor.

Haz ejercicio entre 3 y 6 horas antes de acostarte

Entre las diversas ventajas del ejercicio físico está la de ser un gran aliado para ayudar a conciliar el sueño, pero es importante dejar pasar un rato antes de acostarnos, ya que practicar deporte nos activa y aumenta la temperatura corporal.

No tomes pastillas para dormir

.A menudo, cuando tienes problemas para dormir, te pones nervioso y la solución más fácil parece ser tomar pastillas para dormir. Sin embargo, esto puede crear adicción a medio plazo y hacer que el insomnio sea un problema habitual durante todo el año y no solo por las altas temperaturas del verano.

Respetar las horas de sueño y comidas 

A pesar de las vacaciones y el cambio de hábitos, es importante intentar mantener los tiempos que se tienen durante el año. Una forma de hacerlo es establecer un horario para la cena y la cama y respetarlos. También es recomendable no dedicar demasiadas horas a la llamada «siesta de la tarde», según los expertos con 30 a 45 minutos es suficiente.

Apaga el móvil antes de ir a dormir

Una de las costumbres que hemos adquirido en los últimos años es precisamente la de ir a dormir con el móvil. Lo miramos justo antes de cerrar los ojos y lo dejamos en la mesita de noche para escuchar cualquier notificación. Esto es un hábito que ha empeorado el sueño de muchas personas y que es importante evitar ya que si le sumamos el calor, será del todo imposible pegar ojo. Apaga el móvil antes de meterte en la cama, incluso se recomienda dejarlo en otra habitación.

Medita

Por último, un consejo que te puede servir para relajarte justo antes de dormir y con ello que ni tan siquiera el calor te quite el sueño. Sólo debes meditar un poco antes de acostarte. No hace falta demasiado rato, bastará sentarse en un rincón de tu hogar, cerrar los ojos, pero no te pongas a dormir. Siente tu cuerpo, siente tus pensamientos, inhala y exhala lentamente el aire y deja la mente en blanco. Podrás relajarte y con ello que te sea más fácil conciliar el sueño.

Con estos pequeños consejos podrás dormir bien en verano incluso en las noches más sofocantes. Empieza a aplicarlos desde hoy mismo para que poder tener un sueño reparador y evitar el cansancio durante el verano.

Lo último en Lifestyle

Últimas noticias