Investigación

Pablo González sale de prisión para declarar ante el juez por el caso MercaOcio

Pablo González, ex directivo de Mercasa y hermano del ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.
0 Comentar

El hermano del ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, Pablo González, será conducido este lunes desde la prisión de Soto del Real hasta los Juzgados de la Plaza Castilla para declarar ante el juez como imputado en el caso MercaOcio.

Pablo González había solicitado declarar por vídeo conferencia desde Soto del Real, donde comparte celda con su hermano. Pero el titular del Juzgado de Instrucción número 15 de Madrid ha denegado esta solicitud y ha ordenado que sea conducido a los Juzgados en un furgón policial para declarar presencialmente.

Su comparecencia ante el magistrado está prevista para las 11 de la mañana, justo cuando concluya la declaración como imputado del ex director general de Mercamadrid José Manuel Torrecilla. Veinticuatro horas después, lo hará la ex vicepresidenta de Mercamadrid Dolores Flores.

También está imputada en este caso la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, quien todavía no ha sido llamada a declarar. Dancausa sí acudirá el jueves a la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, para informar sobre su imputación a propuesta del PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos.

Ahora Madrid ocultó datos al fiscal

La causa judicial tiene su origen en una denuncia que los concejales podemitas del Ayuntamiento de Madrid Marta Higueras y Carlos Sánchez Mato presentaron hace un año ante la Fiscalía, por supuestas irregularidades registradas en la empresa pública Mercamadrid.

Sin embargo, como ha informado OKDIARIO, los dos ediles del equipo de gobierno de Manuela Carmena han ocultado informes y datos clave en su denuncia ante la Fiscalía.

Algo muy similar a lo que ya hicieron Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer en la denuncia que presentaron ante el fiscal por presuntas irregularidades en el Open Tenis de Madrid. Ahora, ambos están imputados por un presunto delito de malversación de fondos públicos: ocultaron dos informes jurídicos que negaban la existencia de irregularidades y gastaron 50.000 euros del Ayuntamiento para encargar sendos informes a la carta, que avalaran su denuncia.

El caso MercaOcio tiene su origen en 2001, cuando Mercamadrid convocó un concurso para explotar una parcela con usos de hotel y restaurante. El concurso fue adjudicado al grupo Konin 22, que planteó la creación de un hotel con 100 habitaciones y un “complejo gastronómico” con restaurantes que sería gestionado por la Asociación Empresarial de Ferrán Adrià y El Bulli.

Pedía 8 millones de indemnización

Posteriormente, Konin 22 cedió la explotación del proyecto a la sociedad Merca Ocio 22 del empresario José Domingo Rodríguez Losada, constructor del polémico hotel El Algarrobico en Almería y ex suegro del que fuera consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid Juan José Güemes.

El hotel de MercaOcio ya se encuentra funcionando, pero la zona de restaurantes nunca se llegó a explotar debido a que el planeamiento urbanístico de Madrid no permitía este uso en la parcela. La gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid denegó en marzo de 2004 la petición para autorizar el uso terciario de restauración en la zona.

Ante la imposibilidad de cumplir el contrato, la sociedad Merca Ocio 22 interpuso en 2010 una demanda contra Mercamadrid, en la que reclamaba una indemnización de 8 millones de euros por la inversión que había asumido.

La dirección de Mercamadrid comenzó entonces a buscar alternativas y negoció para alquilar las naves de MercaOcio al grupo matriz Mercasa, con el fin de poner en marcha un nuevo proyecto: un espacio para la degustación y venta de alimentos españoles con Denominación de Origen, que se llamaría MercaOrigen. Las principales Comunidades autónomas y decenas de empresas se interesaron por participar en esta iniciativa.

Mercasa prometió alquilar las naves

El propio Ministerio de Economía asumió el proyecto y lo incluyó en su Plan Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista para los años 2012 a 2014. El presidente de Mercasa, Eduardo Ameijide, y la vicepresidenta de Mercamadrid, Dolores Flores, firmaron el 30 de julio de 2014 una declaración de intenciones por la que Mercasa se comprometía a alquilar las naves de MercaOcio para este fin.

Mercamadrid cobraría el alquiler a Mercasa y se lo abonaría al titular de las naves, el grupo Merca Ocio 22, que renunciaba así al proceso judicial que había emprendido. Pero el contrato de alquiler con Mercasa nunca se llegó a firmar, ya que el director de Estructuras Comerciales de esta empresa pública, Pablo González, solicitó modificar las condiciones que se habían pactado previamente y prolongar el período de la concesión.

En marzo de 2015, al ser nombrada delegada del Gobierno, Concepción Dancausa abandonó la dirección de Mercamadrid y el proyecto quedó sobre la mesa. Mientras tanto, Mercamadrid ha seguido pagando el alquiler de las naves (algo más de 41.000 euros al mes) al grupo Merca Ocio 22, de acuerdo con el pacto firmado.

El equipo de gobierno de la alcaldesa Manuela Carmena alega que esto supondrá para la empresa municipal un quebranto de 11 millones de euros durante los próximos 20 años. Sin embargo, en su denuncia presentada ante la Fiscalía, los ediles de Ahora Madrid Carlos Sánchez Mato y Marta Higueras han ocultado datos clave para entender por qué fracasó el proyecto.

Últimas noticias