Internacional

El negociador de la UE para el Brexit preocupado por la “ambigüedad” del Reino Unido

El ministro británico para el Brexit, David Davis, y el negociador de la UE, Michel Barnier.
El ministro británico para el Brexit, David Davis, y el negociador de la UE, Michel Barnier. (Foto: AFP)
0 Comentar

El negociador jefe de la Unión Europea para el ‘Brexit’, Michel Barnier, ha expresado este lunes su “preocupación” por la “ambigüedad” del Gobierno de Reino Unido respecto a la salida del país de la Unión Europea (UE).

“El tiempo pasa rápido. Hemos leído muy cuidadosamente el documento entregado por el Gobierno británico, y es necesario que (Londres) adopte posiciones en todos los asuntos de la separación. Es necesario para hacer progresos”, ha dicho, durante una rueda de prensa en Bruselas junto al ministro británico del ‘Brexit’, David Davis.

Así, Barnier ha subrayado que se debe empezar a negociar “seriamente”, afirmando que “se necesitan documentos británicos que sean claros para tener unas negociaciones constructivas“.

“Cuanto antes acabemos con la ambigüedad, antes podremos discutir la relación futura y un periodo de transición”, ha dicho, añadiendo que está dispuesto a “intensificar las negociaciones durante las próximas semanas para lograr avanzar”.

“Las líneas del Consejo de Europa son claras respecto a lo que se espera en la separación, en la transición y en las condiciones para una relación futura”, ha manifestado, recalcando que “los 27 y el Parlamento Europeo están unidos”. “No aceptarán que no se aborden adecuadamente los asuntos sobre la separación“, ha remachado.

Por su parte, Davis ha destacado que “el Gobierno de Reino Unido ha publicado una gran cantidad de documentos sobre asuntos importantes relacionados con la retirada (de la UE) y sobre la visión de la profunda y especial alianza que se quiere con la UE en el futuro”.

“Son el producto del trabajo duro y el pensamiento detallado que ha tenido lugar detrás de los focos, no sólo durante las últimas semanas, sino durante los últimos doce meses, y deberían ser la base de lo que espero que sea una semana constructiva de negociaciones entre la Comisión Europea y Reino Unido”, ha defendido.

En este sentido, ha puntualizado que “para Reino Unido, la semana que hay por delante es para avanzar en las discusiones técnicas sobre todos los asuntos”, agregando que Londres “quiere fijar los puntos en los que se está de acuerdo, desarmar aquellos en los que hay desacuerdos, y lograr progresos en la totalidad de los mismos”.

“Para lograr eso, será necesaria flexibilidad e imaginación por parte de ambas partes, algo que creo que el Consejo (de Europa) ha pedido sobre algunos de los asuntos”, ha destacado.

Davis ha manifestado que “el objetivo sigue siendo el mismo”, reiterando que Londres “quiere alcanzar un acuerdo que sirva a los beneficios de la UE y de Reino Unido, así como a la población y los derechos empresariales en toda Europa”, al tiempo que ha prometido que su Gobierno “está preparado para remangarse y empezar a trabajar una vez más”.

La Unión Europea ha pedido a Reino Unido que antes de avanzar con las negociaciones aclare tres áreas prioritarias: los derechos de los expatriados, la frontera de Reino Unido con el bloque y un acuerdo financiero.

Los funcionarios británicos aseguran que no pueden avanzar en esas áreas sin mirar los futuros lazos, argumentando que lo que sucede en la frontera con Irlanda del Norte depende en gran medida de qué tipo de acuerdo de aduanas tenga con la Unión Europea.

Sin embargo, el bloque se ha mantenido firme en su posición de que “debe haber un progreso suficiente” en esas áreas antes de pasar a cualquier discusión sobre la futura relación.

Últimas noticias

Lo más vendido