Robo de teléfono móvil

Tres riders cazan a un ladrón y devuelven el móvil a su dueño: «No todos los inmigrantes somos delincuentes»

Tres riders cazan a un ladrón y devuelven el móvil a su dueño: «No todos los inmigrantes somos delincuentes»

En pleno centro de Zaragoza, un ladrón que iba a pie, sustrajo de la mano un teléfono móvil mientras la víctima estaba sentada utilizando el dispositivo, en una terraza de un bar de la Avenida Cesar Augusto. La escena fue contemplada por dos riders que estaban en ese momento estacionados a la espera de un aviso para acudir a una entrega. Estos dos riders salieron disparados hacia el ladrón que había salido huyendo, para intentar recuperar el móvil sustraído. Los riders que se prestaron a socorro a la víctima eran de origen hispanoamericano, y le manifestaron que hicieron esta acción ciudadana para «demostrar que no todos los inmigrantes somos delincuentes».

Los hechos ocurrieron la semana pasada, cuando el ladrón se aproximó a un hombre español de unos cincuenta años, al que le robó el teléfono móvil de las manos y huyó.Al cabo de un corto periodo de tiempo, regresaron al bar los dos riders junto a otro compañero más que se sumó en el último momento, habiendo recuperado el móvil robado, para devolvérselo a su dueño. Al relatarle que ellos también al ser inmigrantes empiezan a sufrir en sus carnes el rechazo por la inmigración y temen que «les quieran echar por culpa de una inmigración que no respeta las leyes», cuando ellos «se ganan la vida integrados en la sociedad trabajando».

Tal y como ha podido saber OKDIARIO, dos de los riders se desplazaban en vehículos de movilidad personal (VMP), lo que les permitió perseguir con destreza al delincuente por varias calles aledañas, dándole alcance en una plaza próxima. Según relataron los riders a la víctima, el ladrón cuando les vio aproximarse se sintió perseguido devolviéndoles el teléfono móvil sin resistencia.

El robo no ha sido denunciado

Los hechos relatados a los que ha tenido conocimiento OKDIARIO, no han sido denunciados por la víctima, tal y como ella misma nos ha manifestado, a causa del «tiempo que se pierde en el proceso de denuncia para la poca efectividad que tienen».

La persona que sufrió este robo, había sido víctima de otros hurtos con anterioridad y de un intento de robo en la misma zona del Casco histórico, en el barrio de San Pablo (El Gancho). Esta situación pone de relieve la desafección de algunos vecinos de estas zonas afectadas por poner los hechos en conocimiento de la policía y denunciar, ante el reiterado acoso que sufren desde hace tiempo, por este tipo de delincuencia conocida como de «bajo perfil», con la que tienen que convivir en situación de temor e inseguridad.

En estas circunstancias, hay que recordar la insistencia del Cuerpo Nacional de Policía a que los ciudadanos víctimas de cualquier hecho delictivo presenten denuncia, puesto que el delito que no se denuncia no deja constancia en ningún registro, por lo que no pone en alerta a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como conduce a un falso reflejo de la realidad en las estadísticas del Balance Criminal y los Índices de Seguridad del Ministerio de Interior.

Otro robo de móvil termina con un fallecido

La valiente actuación de estos tres riders con final feliz, contrasta con los hechos de ocurridos también la semana pasada en otra ciudad española en similares circunstancias.

Nos referimos al suceso que se ha saldado con un homicidio, cuando un hombre español de unos 60 años, fallecía tras ser apaleado por un ladrón después de resistirse al robo del teléfono móvil en Barcelona.

En este caso, el asaltante hurtó el dispositivo de la víctima cuando se disponía a entrar con el coche en el parking de su casa, aprovechando la ventanilla abierta, y el conductor salió a perseguir al delincuente, acabando en un enfrentamiento entre ambos, recibiendo la víctima varios golpes de gravedad en la cabeza, para después el agresor salir huyendo en bicicleta. Tras permanecer la víctima varios días en estado crítico, falleció en el hospital el viernes pasado.

Lo último en España

Últimas noticias