Elecciones Andalucía 2018

El PSOE interpone una denuncia contra los taxistas que ‘reventaron’ el acto de Díaz

Concentración de taxistas. Foto: Europa Press
Concentración de taxistas. Foto: Europa Press

La secretaria general del PSOE de Sevilla y candidata por la provincia al Parlamento andaluz, Verónica Pérez, ha anunciado que se ha presentado una denuncia ante la Policía Nacional contra quienes participaron en la "violenta" protesta de los taxistas el jueves en San Juan de Aznalfarache, ya que hubo "objetos volando, mazazos en las puertas, empujones, insultos y amenazas" a los asistentes del acto de público de la presidenta de la Junta de Andalucía y candidata socialista a la reelección, Susana Díaz, lo que obligó a suspender el acto para garantizar la seguridad de los presentes.

La denuncia ha sido interpuesta por el PSOE de San Juan de Aznalfarache durante la mañana de este viernes en la comisaría de Blas Infante ante la Brigada de Información de la Policía Nacional, tal como han confirmado a Europa Press fuentes policiales.

"No nos vamos a quedar quietos. Tienen que pagar los responsables porque en democracia este tipo de actitudes no puede quedar impune. Atentaron contra la democracia", sentencia Pérez.

La responsable socialista ha condenado los hechos producidos en San Juan y ha mostrado su "rechazo más absoluto" ante unas actitudes "absolutamente reprobables en una democracia". "Había mucha gente, mayores, niños, hombres y mujeres, que se habían desplazado hasta allí pacíficamente con la voluntad de escuchar los mensajes, las ideas y propuestas del PSOE y de Díaz, pero se encontraron en una situación en la que se sintieron insultados, amenazados, violentados y donde vivieron momentos de muchísima tensión", lamenta.

Tras dejar claro que "esto no se puede dar en un sistema democrático", insiste en que la sociedad andaluza "no lo merece" y espera que no se vuelva a repetir, reconociendo que estas acciones fueron llevadas a cabo por unos taxistas que "no representan a la mayoría del sector".

Según destaca, la suspensión del acto fue una decisión "difícil y dura" y que se llevó a cabo "con mucho dolor", ya que había sido preparado "con mucha ilusión y había mucha gente con muchas ganas de escuchar a Díaz". Sin embargo, el PSOE tomó finalmente la decisión de suspenderlo con el objetivo de "garantizar la seguridad ante las actitudes violentas que se vivieron".

"Que no piensen que nos van a callar porque los socialistas creemos en la democracia, en la libertad, tras 39 años de historia como partido en los que se han viviendo años muy duros, incluso una dictadura. Sólo tenemos la palabra como arma y es lo que queremos usar para convencer a los andaluces de que el PSOE y Susana Díaz son la mejor opción para el futuro de la Comunidad", sentencia.

Lo último en España