El PP lleva a la Justicia el papel de “miembros del PSOE” en la mutación del recuento electoral en León

PSOE León VOX
José Antonio Díez, candidato del PSOE al Ayuntamiento de León @EFE

Los populares no se resignan y han abierto la vía judicial para intentar tumbar el baile de votos que se produjo tras la visita de miembros del PSOE a dos vocales de una mesa electoral.

El PP ha llevado a la Justicia la alteración de las actas electorales en León. Lo ha hecho tras conocerse la mediación de “miembros del PSOE” en la mutación del recuento electoral, tal y como desveló OKDIARIO y como recoge el recurso ante los tribunales que hoy publica este diario. Y es que dos de las vocales de la mesa electoral clave alteraron las actas tras recibir la visita de miembros del PSOE que les ‘convencieron’ de que se habían equivocado y que les impulsaron a que modificaran ante notario los resultados firmados inicialmente por triplicado. Ese cambio ha sido clave para dejar a Vox sin concejales y que el PSOE sea el único partido que puede pactar para gobernar León.

La Junta Electoral Central decidió el pasado jueves por 10 votos a favor y 3 en contra que Vox debía quedar fuera del Ayuntamiento de León y que, por lo tanto, era el PSOE el que podía gobernar esta localidad con sus aliados. La salida de Vox dejaba sin posibilidad de gobernar el Ayuntamiento del PP, que perdía a un aliado clave -el partido de Abascal-. Pero el PP no se resigna y ha abierto ya la vía judicial para intentar tumbar un baile de votos entre PSOE y Vox tras un extraño cambio de testimonio de varias vocales de una sola mesa electoral.

El recurso del PP ante la Justicia, al que ha tenido acceso este diario, destaca el cambio de testimonio de esas vocales. Pero sobre todo, que esas vocales, como adelantó OKDIARIO, cambiaron su versión y el resultado electoral en su mesa después de recibir la visita de gente del PSOE tras la votación. Esos miembros del PSOE hasta les ofrecieron acompañarles al notario para certificar el cambio de los resultados electorales. Todo ello en una mesa en la que casualmente no había apoderados de Vox que pudiesen defender el criterio de los hombres de Abascal.

Todo ello, además, cuando ya se habían destruido las papeletas y, por lo tanto, la única fuente de fe pública del resultado era el acta firmada por triplicado por esas mismas vocales.
El acta de la mesa afectada corresponde a la 7-5B del Colegio Pastorinas. El resultado recogido en el acta original y firmado por las vocales por triplicado daba un resultado a Vox de 130 votos frente a los 28 del PSOE. Pero la modificación de los testimonios y firmas de las vocales tras reunirse con gente del PSOE afirmó que se habían equivocado y que realmente fue el PSOE el que ganó en esa mesa con los 130 votos originalmente asignados a Vox.

El recurso incide en la visita de socialistas

Lo cierto es que, según los propios testimonios de las vocales, dos de ellas reconocieron ante la Junta Electoral de Zona que fueron visitadas por miembros del PSOE después de la jornada electoral, que fueron estas personas del Partido Socialista las que les advirtieron “del error”, y que incluso les ofrecieron acompañarles “para ir ante Notario y verificar que ha sido un fallo de transcripción”. Todo ello aparece en las declaraciones a las que tuvo acceso este periódico.

El recurso subraya que no hubo "ninguna reclamación ni protesta, tampoco de los apoderados de hasta tres partidos políticos distintos"

El recurso destaca la ausencia de quejas en la mesa tras anotarse en resultado inicial: “Finalmente, en presencia de la representación de la Administración y de los grupos políticos, la Presidente de la Mesa y las vocales terminaron de redactar el acta de la sesión y la firmaron, sin que en la misma se hiciera constar ninguna reclamación ni protesta por parte de ninguno de los asistentes, tampoco de los apoderados representantes de hasta tres partidos políticos distintos. Dicha acta de la sesión firmada refleja exactamente los mismos resultados que el acta de escrutinio”.

El PP lleva a la Justicia el papel de “miembros del PSOE” en la mutación del recuento electoral en León

Pero, señala el texto del recurso, “a pesar de la normalidad y estricto respeto a la legalidad que presidió toda la sesión electoral en la Mesa 7-5-B, con fecha 29 de mayo de 2019, es decir, ya 3 días después de las elecciones, el PSOE y UPL manifestaron su disconformidad con los resultados reflejados en las actas emitidas por la Mesa, lo que se reflejó en el acta de escrutinio de la JEZ, tras lo que presentaron sendas reclamaciones, ambas en idénticos términos”.

El recurso destaca que una de las personas que cambió su versión fue la “Presidente de la Mesa” que “comenzó manifestando, directamente, que el PSOE se había puesto en contacto con ella para ver si quedaban para ir ante Notario y que había habido un fallo en la transcripción del número de votos que se había hecho constar en el acta de la sesión como de Vox, y que en realidad corresponde al PSOE”. El recurso del PP añade que la “Vocal Primera de la Mesa explicó que un periodista del Diario de León había acudido a su casa el día anterior a la comparecencia de forma inesperada, que fue quien le explicó que supuestamente habían consignado un error en el acta de la sesión de la Mesa, de la que le mostró una foto. Hasta entonces, la Vocal no había sabido nada absolutamente”.

El texto de los Populares subraya que una vocal más recibió la visita de gente del PSOE y que, por lo tanto, “podemos decir que las comparecientes coinciden en que ninguna se había percatado de que hubiera ningún error, que todas ellas únicamente se enteraron cuando terceras personas “se lo explicaron”, un periodista o miembros del PSOE”.

Lo último en España