Iglesias impone a su gente en la lista de las generales por Madrid

Pablo-Iglesias-Alberto-Garzon
Alberto Garzón y Pablo Iglesias. (Foto: EFE)
Comentar

El tiempo y la paciencia se agotan entre los distintos líderes que buscan el proceso de confluencia a una lista unitaria en Madrid en la que esté Podemos a las elecciones generales. En estos momentos es su líder, Pablo Iglesias, quien hace y deshace a su antojo mediante reuniones la que será lista definitiva.

Los acuerdos se están llevando en secreto mediante reuniones entre Iglesias y el líder de IU, Alberto Garzón, por un lado, y el secretario de Unidad Popular de Podemos, Luis Alegre, con el resto de representantes de las distintas formaciones.

Así, Iglesias encabeza la lista paritaria en la que en segundo lugar podría situarse su compañera, la secretaria de Análisis Político y Social, Carolina Bescansa. La mano derecha de Iglesias, Íñigo Errejón, iría en tercera posición seguido de “una mujer de Izquierda Unida cercana al Partido Comunista”, apuntan fuentes cercanas.

Los seis primeros puestos estarían repartidos entre Podemos e Izquierda Unida y sólo en el séptimo podríamos ver a Alberto Sotillos, representante de Decide en Común, partido de reciente creación que agrupa a muchos descontentos del PSOE y apuesta por una gran confluencia de izquierdas.

Iglesias reservaría para la plataforma ciudadana Ahora en Común los puestos 12 y siguientes alternados en la lista de confluencia. Algo que ha despertado un gran malestar y cientos de llamadas de sus representantes para intentar escalar puestos o, incluso plantearse no figurar en las listas.

El próximo sábado 12 de septiembre, el partido celebrará una asamblea estatal en la que se discutirá el método de primarias y el calendario.

Garzón esconde su baza para calmar a los suyos

El líder de IU ha tenido que salir este miércoles a dar la cara ante los suyos y transmitir un mensaje de calma asegurando que no va a entrar en Podemos: “Yo tengo mi partido” y reiterar que “no está en discusión ni encima de la mesa que no concurra por la circunscripción de Madrid. Es una hipótesis entre muchas otras”.

En realidad, “el candidato a la Moncloa por IU se está curando en salud ante los suyos de cara a ganar la reunión Federal”, apuntan fuentes conocedoras del proceso. Garzón podría haber acordado con Iglesias encabezar la lista de Málaga con la promesa de conformar su ansiada unidad popular. De esta manera, aunque los estatutos de su partido afirman que para ser candidato a la Moncloa debe presentarse por la capital, no tendría por qué acogerse a ese reglamento y así celebrar primarias después.

El co-portavoz de Equo, Juan López de Uralde, también se habría acogido a la propuesta aceptando figurar primero por País Vasco sin abandonar presentarse a la Presidencia del Gobierno.

Garzón tenía planeado explicar la marcha de las distintas reuniones con Iglesias el próximo domingo en una presidencia federal prevista desde hace días. Sin embargo, Izquierda Abierta (IzAb), el partido de Gaspar Llamazares y Montse Muñoz integrado en IU, ya ha puesto el grito en el cielo exigiendo una reunión previa a esa Ejecutiva.

Llamazares avisa a los suyos de “consecuencias irreversibles para la continuidad del partido” y acusa a Garzón de ocultar información a las bases (divididas entre concurrir solos a los comicios y otros más proclives a la confluencia).

 

 

Últimas noticias