La Conferencia Episcopal critica que Calvo “aireara” la reunión sobre Franco en el Vaticano

Carmen Calvo
José María Gil Tamayo, portavoz de la Conferencia Episcopal.
Comentar

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, ha asegurado que le “sorprendió” que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, “aireara” y “publicitara” el contenido de la reunión con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, del pasado mes de octubre, en el que hablaron sobre la exhumación e inhumación de los restos de Francisco Franco, un asunto sobre el que Gil Tamayo se ha remitido a la llamada al diálogo del arzobispo de Madrid y ha pedido ocuparse de “los problemas reales de los españoles”.

“Lo habitual es que en reuniones a ese nivel no haya una enfatización ni en los previos ni en las postrimerías. Se mueven en un cauce diplomático de normalidad institucional en que se llevan unos temas que previamente no se airean, ni posteriormente, salvo que haya unas intencionalidades que van más allá de la relación institucional y ya es una manifestación publicitaria”, ha valorado Gil Tamayo este miércoles 14 de noviembre en una entrevista concedida a Europa Press.

En este sentido, el portavoz de los obispos españoles ha asegurado que se sintió “sorprendido” por la praxis del Gobierno. “La Conferencia Episcopal Española ha sido ajena a estas conversaciones (entre el Gobierno y el Vaticano sobre Franco), aunque sigue con interés y sorpresa los procedimientos de publicitación. Hay que hacer las cosas conforme a la praxis diplomática, con un Estado con unas peculiaridades como es la Santa Sede, con una sabiduría diplomática envidiable”, ha subrayado.

En cualquier caso, Gil Tamayo ha indicado que sobre la exhumación e inhumación de los restos de Franco, la Conferencia Episcopal Española no tiene “otra palabra que la del arzobispo de Madrid” que es “la autoridad competente” en esta materia. Por ello, se ha remitido a la llamada que ha hecho el cardenal Carlos Osoro al diálogo entre familia y Gobierno para encontrar una solución a la inhumación de los restos de Franco.

Según afirmó Carmen Calvo tras su reunión con Pietro Parolin el pasado mes de octubre, el Gobierno había llegado a un acuerdo con el Vaticano para buscar una salida para que Franco no sea enterrado en la Catedral de La Almudena, como pide la familia, algo que el Ejecutivo quiere evitar para que el dictador no pueda ser enaltecido en el centro de Madrid. Sin embargo, horas después, el Vaticano precisó en un comunicado que Parolin no había hablado con la vicepresidenta sobre el lugar de la inhumación.

Desde aquel encuentro, el arzobispo de Madrid ha insistido en que la solución pasa por el diálogo entre la familia y el Gobierno, algo que suscribe la CEE. Además, el portavoz de los obispos añade que “hay que buscar la vía de entendimiento para la solución de los problemas” porque “cuando se opta por la vía impositiva, normalmente los desenlaces no son buenos para nadie”.

“Nunca vamos a decir otra cosa que lo que dice el arzobispo de Madrid, que invita al diálogo entre Gobierno y familia para que esta cuestión sea encauzada debidamente y los problemas de los españoles sean los que nos ocupen la atención a todos, los problemas reales”, ha enfatizado Gil Tamayo.

Últimas noticias