PP Y C’s maniobran para que la izquierda no derogue la prisión permanente esta legislatura

ciudadanos
Albert Rivera y Mariano Rajoy, en el Congreso.
Comentar

Partido Popular y Ciudadanos han ampliado por segunda vez consecutiva el plazo de enmiendas para la derogación de la prisión permanente revisable, la iniciativa del PNV, actualmente en trámite parlamentario, que fue aprobada en el Congreso con los votos a favor, entre otros, del PSOE. Curiosamente, los socialistas, que habían expresado su interés en esperar a que el Tribunal Constitucional (TC) se pronuncie sobre el recurso que en su día ellos mismos presentaron contra esa figura penal, no se ha sumado, lo que en la práctica confirma la intención de que la derogación se produzca cuanto antes. 

La maniobra de PP y C’s, contemplada en el reglamento parlamentario, busca prolongar al máximo la controvertida derogación, si es posible, confirman fuentes ‘populares’, para evitar que se produzca incluso en esta legislatura. 

PP y Ciudadanos cuentan con mayoría en la Mesa de la Cámara, el órgano que decide sobre la ampliación de los plazos, de forma que las prórrogas en  enmiendas al articulado se puede ampliar a conveniencia. El reglamento exige para ello que lo pidan dos grupos parlamentarios y que se apruebe por mayoría, como es el caso.

El Congreso aprobó el pasado 15 de marzo seguir adelante con la derogación de la prisión permanente revisable, propuesta por el PNV, al votar en contra de las enmiendas a la totalidad de PP y Ciudadanos. El rechazo fue posible por los votos del PSOE, junto a los de Unidos Podemos y los nacionalistas vascos, que votaron por poner fin a esta figura penal ante los familiares de menores asesinados en los últimos años, como el padre de Diana Quer, Mari Luz Cortés, Marta del Castillo, Sandra Palo o familiares de Yéremi Vargas. La iniciativa fue tomada en consideración en octubre gracias en parte a la abstención de Ciudadanos.

El debate se produjo en un momento especialmente complicado, por la aparición del cadáver del pequeño Gabriel Cruz. Pese a la presión social, los socialistas mantuvieron su postura, aunque lamentaron que el TC no se hubiese pronunciado todavía sobre el recurso presentado en 2015. El debate de este recurso no figura por ahora en el orden del día del Alto Tribunal.

El portavoz del PP, Rafael Hernando, criticó recientemente a los socialistas por no haber solicitado prórrogas del plazo de enmiendas, hasta que se pronuncie el Constitucional. “Sería una burla pedir ampliación del plazo de enmiendas cuando nosotros no vamos a presentar ninguna”, respondió por su parte Margarita Robles.

El fin de la prisión permanente provocó, como publicó OKDIARIO, un encendido debate interno en el socialismo. Pese a ello, Sánchez impuso continuar con la derogación.

Representantes del PSOE, entre ellos Robles, se reunieron en el Congreso con familiares de las víctimas a los que les trasladaron esa intención. En la misma reunión, según fuentes conocedoras, los socialistas se negaron a explorar con el Gobierno una alternativa al vacío para delitos muy graves. “Con el PP no negociamos”, fue la respuesta.

Últimas noticias