La abogada de Ana Julia tras su confesión: “Lo que pasa en la mentalidad de las personas ya no lo sé”

Comentar

A las seis y cuarto de la tarde ha finalizado en la finca de la familia de Ángel Cruz, en Rodalquilar (Almería), la reconstrucción del crimen del pequeño Gabriel, después que la única detenida, Ana Julia Quezada, reconociera los hechos este mediodía. A esta hora trasladan ya a la detenida a la comandancia de Almería, de donde será trasladada mañana al mediodía para declarar a las doce ante el juez.

Su abogada, Beatriz Gámez, ha asegurado a la salida de los registros y tras su confesión que “lo que pasa en la mentalidad de las personas yo no lo sé”. Gámez, que sustituye a un abogado de oficio que defendió a Quezada en la primeras horas tras su detención, ha confirmado la información que les avanzaba este mediodía OKDIARIO de la existencia en el crimen, de un hacha.

Ana Julia ha acudido hoy por segunda vez a la finca de donde recogió el cuerpo del pequeño, después que ayer se negara a colaborar con los investigadores. Aún su confesión de este mediodía y su colaboración más activa hoy, en estos momentos quedan aún muchos interrogantes como donde se perpetró el crimen y en que lugares estuvo escondido el cadáver. Lo que si se da por hecho, ya, es que solo participó ella en el crimen.

La ropa del niño, en un container

Los investigadores de la Guardia Civil han localizado este martes, en un container, parte de la indumentaria que llevaba el niño justo antes de morir. Su asesina le vistió antes de salir de casa y, una vez muerto, le quitó la ropa y lo escondió desnudó. La camiseta Interior blanca, por eso, se la llevó y la dejó en un camino llena de barro para despistar a los investigadores.

Últimas noticias