La CUP de Anna Gabriel investigada por malversar fondos públicos a través de donaciones

cup
Anna Gabriel, ex diputada de la CUP. (Foto: AFP)
Comentar

La Guardia Civil investiga ya las cuentas de la CUP, el partido de Anna Gabriel, por posible malversación de fondos públicos. La Benemérita sospecha que esta formación política está utilizando las subvenciones que recibe para derivarlas a otros fines que no tienen nada que ver con el objeto finalista para el que se le entrega el dinero público. Y entre esos fines, por supuesto, está el de para promover el referéndum ilegal.

La investigación ha topado con unas extrañas cuentas que, con poco más de unos 2,1 millones de euros en ingresos anuales permiten aportar donaciones en cascada a una veintena de entidades, sostener gastos como los de la fugada Anna Gabriel, y, además, llegar incluso a cerrar el ejercicio con 66.245 euros de ahorro, como reflejan las últimas cuentas presentadas y cerradas, las de 2016.

La CUP de Anna Gabriel investigada por malversar fondos públicos a través de donaciones

Las finanzas de los antisistema muestran un desglose que revela que las aireadas cuotas de los militantes realmente no dan prácticamente para nada: aportan 114.628 euros. Pero que van incrementándose a medida que se trata de donaciones de los diputados –240.570 euros– y, sobre todo, de subvenciones públicas1.399.104 euros-, verdadero colchón de las cuentas de la formación de Gabriel.

Pero lo más llamativo es que con esos ingresos –y tras gastarse cada año en gastos de personal casi la mitad: 972.081 euros– cierran las cuentas en positivo pese a donar dinero a casi 50 asociaciones. Entre ellas, las siguientes entidades: Alerta Solidària Organitzaciò antirepressiva del Països Catalanas, Sindicat d`Estudiants dels Països Catalans, Universitat Comunista dels Països Catalans, L`accent Periòdic popular dels Països Catalans, Som PPCC Coordinadora per la unitat dels Països Catalans.

La CUP de Anna Gabriel investigada por malversar fondos públicos a través de donaciones

Y así un eterno listado de no menos de ocho asociaciones que reciben financiación de la CUP de forma reiterativa y otras 35 que logran pagos puntuales desde el partido. En este segundo listado estarían entidades como la Associaciò Rajava del Kurdistán, el Comité Nacional Palestí de BDS, Multireferèndum, Brigada Sàhara y Caixa de Resistència del SAT.

La Guardia Civil duda de los números, cree que esas asociaciones puedan esconder pagos que acaban en fines ilícitos como el referéndum separatista y duda de que la ley permita derivar fondos públicos estructurados como subvenciones para pagar la actividad política del partido hasta reconvertirlos -por medio de donaciones- en lo que la directiva de la CUP quiera.

La investigación analiza igualmente si estas subvenciones que recibe la CUP están sirviendo para pagar la fuga de Anna Gabriel a Suiza. Y si algunas de las asociaciones que reciben fondos en cascada de esta formación han podido redirigir sus pagos hacia el 1-O.

Mantener a los huidos

No se trata de la única vía de búsqueda de los fondos que han podido sufragar parte de los gastos ilegales de los golpistas. La Guardia Civil ha llegado igualmente a la conclusión de que la labor de ANC y Òmnium Cultural ha incluido la creación de rutas de dinero implantadas en esquemas internacionales con el objeto de generar bolsas opacas de dinero con las que poder realizar pagos del referéndum.

Las propias embajadas catalanas de Diplocat, según las investigaciones policiales, han creado huchas exteriores que han servido para financiar a Anna Gabriel y otros fugados. La Guardia Civil ha dejado constancia de su chequeo a través del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, donde ya ha solicitado “la identificación de las cuentas que le consten en la Agencia Tributaria a Diplocat”, tal y como consta en la documentación a la que tenido acceso OKDIARIO. Y además, ha pedido la “identificación de las cuentas en las que conste como titular o autorizado Albert Royo Marine, ex secretario general de Diplocat, cesado en aplicación del 155”, y es que la Guardia Civil quiere controlar los últimos movimientos, pero también los realizados en los últimos años.

Y, por si fuera poco, el Sepblac -el organismo antiblanqueo- chequea ya, igualmente, las cuentas de ANC y Òmnium para poder seguir las pistas de dinero en paraísos fiscales y de rutas de blanqueo complejas.

Últimas noticias