Pablo González reconoció a un directivo de Mercasa el reparto de 9 millones en comisiones “en ocho años”

Pablo González
Pablo González. (Foto: EFE)
Comentar

Pablo González, hermano del ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González e imputado en dos causas de corrupción en la Audiencia Nacional —Lezo y Mercasa—, reconoció en diciembre de 2016 a otro directivo de esta sociedad estatal la existencia de reparto de comisiones por valor de 9 millones de euros entre 2007 y 2016, que se camuflaban mediante la firma de contratos irregulares con países como Angola.

En una conversación con otro de los directivos de la entidad, añadió: “Eso es un coladero, pues sí”.

La conversación entre González y Luis Hermosilla, a cuya transcripción ha tenido acceso Europa Press, obra en el sumario del caso Lezo que investiga actualmente el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, titular del Juzgado Central de Instrucción número 6. Le fueron remitidas por su compañero del Juzgado Central número 5, José De la Mata, que ya investigaba al hermano del ex presidente autonómico por irregularidades en Mercasa, dada la coincidencia de González en las dos tramas corruptas.

En esta conversación, que se produjo el 12 de diciembre de 2016, González señala a Hermosilla que iba a presentar su dimisión como directivo en Mercasa porque la prensa había comenzado a publicar el escándalo con nombres propios y no quería que le salpicara “la mierda, porque la mierda va a ir en crescendo”.

Información oculta a la SEPI

Ambos directivos comentan el contenido de una nota que iba a llevarse a la nueva presidenta, Pilar Platero, que tomó posesión unos días antes, y que ésta había requerido en relación con una comparecencia en el Congreso que debía realizar la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

En este contexto, González comenta a su compañero que le dijo a uno de los responsables de la nota que le parecía que no informaban de la verdad, ya que se ocultan dos contratos en vigor con las empresas Metab y Soter —nombres que responden al sonido fonético de las marcas, según aclara la Guardia Civil en su informe al juez— que supusieron 9 millones de euros “por no hacer nada”.

“Si es que va a acabar saliendo, joder, si va a acabar saliendo, adelántate y cuéntaselo tú. Si es más, si eso te vale para decir cómo me lo han ocultado, y lo he tenido que descubrir yo”, explica González a su interlocutor.

Hermosilla comenta sobre la cantidad de dinero de la que se hablaba que si ésa era “la pasta que se han repartido”, algo que González le confirma: “Claro, claro, claramente”.

“Y le digo pero vamos a ver Eduardo y tú este dinero para qué crees que ha sido, no es que con éste”, añade Pablo González, mencionando al entonces presidente de Mercasa, Eduardo Ameijide, “es con el que se han pagado las comisiones y le digo claro, pero no, pero no sólo en un sentido, en todos los sentidos”. “Ahí ha habido dinero para todo el mundo, Pablo, para todo el mundo”, concluye Hermosilla según refleja la transcripción de la conversación.

En otro momento, y hablando sobre el número de años en los que “se han ventilado los nueve millones”, González precisa a su interlocutor que “del 2007 y el último pago no me ha querido decir de cuándo es, pero vamos pon que haya sido en el dos mil… el año pasado el 2015, o sea en ocho años“, a lo que Hermosilla le responde “a millón por año”.

González salió de prisión el pasado 27 de julio, tras permanecer como preso preventivo durante 97 días por el su implicación en la trama Lezo sobre el desvío de fondos del Canal de Isabel II.

Cuando declaró por Mercasa, unos días antes, el que fuera ex director de Estrategia y Operaciones del consorcio público se desvinculó del contrato presuntamente irregular entre el consorcio y Angola que investiga el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata y precisó que él entró a formar parte de la empresa pública después de la firma del mismo.

Últimas noticias