Trapero, ovacionado por 400 mossos de independentistas a su llegada a la sede de Sabadell

El Jefe de los Mossos es apaludido a su llegada a la sede central en Sabadell
El Jefe de los Mossos es apaludido a su llegada a la sede central en Sabadell
Comentar

El mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, imputado por un presunto delito de sedición ha sido recibido entre aplausos por unas 400 personas, entre agentes y trabajadores del cuartel general de la policía autonómica catalana, en Sabadell.

Trapero llegaba este mediodía  procedente de Madrid, donde declaró por segunda vez ante la Audiencia Nacional por su actuación durante las algaradas callejeras del 20 y 21 de septiembre ante la Consejería de Economía, en los días previos al referéndum ilegal del 1-O.

Y lo ha hecho entre aplausos, los tributados por grupo de unos 400 personas, la mayoría agentes de los mossos, desde comisarios a intendentes pasando por funcionarios o trabajadores de la limpieza del complejo central en Sabadell (Barcelona), el denominado Egara. Allí tiene su despacho.

Aplausos y pasillo para un golpista

Nada más bajarse de su coche, el Jefe de los Mossos d’Esquadra, con ropa de calle y el uniforme en un portatrajes, ha sido aplaudido por los concentrados a la puerta del centro policial. Emocionado, el ‘major’ que ha apoyado el golpe de Estado de las instituciones catalanas con su inacción y falta de colaboración con la Policía Nacional y la Guardia Civil ante el acoso al que se han visto sometidos, se ha tenido que resituar mientras recibía la ovación. Los mossos independentistas rápidamente difundían las imágenes en las redes sociales.


Trapero ha comenzado a abrazar a algunos de los presentes mientras caminaba por el pasillo formado por agentes uniformados. Aplausos que también ha recibido una vez dentro de la comisaría, encabezados por su alto mando, marcadamente independentista.

Vergüenza entre gran parte de los Mossos

Las escenas del ‘espontáneo’ homenaje al policía que ha incumplido la Ley y ha alineado a miles de los 17.000 agentes con que cuenta el Cuerpo al lado de los golpistas han recibido ya las primeras críticas.

Mossos constitucionalistas han trasladado a OKDIARIO “el malestar de gran parte de nuestra policía con estos numeritos” y aseguran que “se sienten avergonzados de ver este acto de homenaje a un presunto delincuente, y por si fuera poco, en la puerta de acceso de nuestra central”.

El Jefe de los Mossos se encuentra ya en la sede central de los Mossos tras quedar en libertad con medidas cautelares: deberá entregar su pasaporte, no podrá salir de España y tendrá que comparecer en el Juzgado cada 15 días.

 

Últimas noticias