El Pancetas y el podemita Cañamero reciben ante la cárcel al violento Bódalo, de permiso tres días

Comentar

El ex concejal de Jaén en Común (JeC) y dirigente del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) en Jaén Andrés Bódalo disfruta desde este martes de un permiso penitenciario de tres días tras más de un año en la cárcel, a cuyas puertas han acudido unas doscientas personas, entre ellas el líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Óscar Reina, más conocido como El Pancetas, y el diputado de Unidos Podemos Diego Cañamero.

Andrés Bódalo, condenado a tres años y medio de cárcel por agredir en el 2012 a un concejal socialista de Jódar (Jaén) durante una protesta del SAT, ha salido poco antes de las 17.30 horas entre gritos de familiares, amigos y simpatizantes del SAT, de “¡Andrés, libertad!” y “¡Andrés amigo, el pueblo está contigo!”.

En declaraciones a los periodistas, el convicto ha insistido en su discurso habitual: que él no es violento y que España debería estarle agradecida en lugar de condenarlo, porque él y sus correligionarios, con sus acciones, señalan a los culpables de la crisis.

“Nuestro ADN no es violento”, ha insistido, al tiempo que ha señalado que “nos tienen que dar las gracias por los esfuerzos que hemos hecho”, “señalando a los culpables”, porque “esto no es una crisis, es una estafa a los trabajadores” y “es el momento de que la ciudadanía sea valiente”.

Bódalo, que ha dicho que este tiempo le ha servido para reflexionar, ha insistido en que durante este permiso quiere estar con su familia. De hecho, según ha admitido, lo que más sorpresa le ha dado al salir de la prisión Jaén II ha sido ver a su familia, sus ocho hermanos, 27 sobrinos, tres hijos, una nieta y una compañera que “han demostrado este año lo sufridores que han sido”.

Bódalo ha repetido en varias ocasiones que él no es un hombre violento y ha apelado a los medios de comunicación y a los periodistas que, según ha dicho, han podido comprobar esto durante los años de su lucha en el SAT.

El diputado de Unidos Podemos Diego Cañamero ha señalado que desde que se pidió el indulto de Andrés Bódalo al Gobierno, se han concedido 18, mientras él “está en la cárcel por luchar por los trabajadores”.

El ex concejal de JeC, que entró en prisión en cumplimiento de una sentencia de la Audiencia Provincial de Jaén que lo condenó a finales de octubre del 2015 teniendo en cuenta la agravante de reincidencia, disfruta desde este martes de su primer permiso penitenciario después de un año, un mes y 23 días.

A finales de enero del 2017, la Audiencia Provincial de Jaén rechazó concederle el tercer grado y en marzo la Junta de Tratamiento le negó un permiso penitenciario que, según el procedimiento habitual, se concede antes de dar el tercer grado.

Bódalo solicitó un indulto al Gobierno, una petición que encontró respaldo parcial de la Audiencia de Jaén y que está pendiente de la decisión del Ejecutivo.

El Ayuntamiento de Jaén aprobó en febrero, con la abstención del PP y el voto a favor del PSOE, la petición de indulto para el ex edil e incluso Diego Cañamero, en una audiencia con el papa Francisco, le pidió que intercediera para que Bódalo fuera indultado.

Últimas noticias