España

González y Granados, los ‘hombres fuertes’ de Aguirre que han entrado en la cárcel por corrupción

Comentar

El ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González es el segundo hombre fuerte’ de la ex presidenta autonómica y portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, que ha entrado en prisión acusado de formar parte de una trama de corrupción, después de que Francisco Granados lo hiciera en octubre de 2014, en el marco de la trama Púnica.

González fue detenido el pasado miércoles en la ‘Operación Lezo’ por presunta corrupción en la gestión del Canal de Isabel II. Además, se le acusa de recibir comisiones por parte de Javier López Madrid, consejero de la constructora OHL y yerno de su presidente, Juan Miguel Villar Mir.

Tras negar durante tres horas los delitos de los que se le acusa y asegurar que ha actuado siempre en el plano de la legalidad, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha decretado esta noche prisión incondicional y en las próximas horas será enviado a Soto del Real.

No es el primer ‘hombre fuerte’ de Esperanza Aguirre que entra en prisión. Granados lo hizo el 31 de octubre de 2014, y actualmente continúa en otra de las prisiones de la Comunidad de Madrid, la de Estremera.

González fraguó su carrera política como ‘mano derecha’ de Esperanza Aguirre. Era tal la cercanía y complicidad que existía entre ambos que este jueves, cuando la ex presidenta madrileña hablaba de su detención no podía reprimir las lágrimas. Reconoció que estaba “consternada” y que en el caso de que los hechos quedaran demostrados, sería un “palo muy fuerte” y “muy lamentable”.

Durante su carrera, González no ha sido ajeno a la polémica aunque siempre salía al paso defendiéndose. Lo hizo, y hace un mes y diez días lo revivió en la comisión de investigación que se celebra en la Asamblea -su última aparición pública antes de la detención- en el caso del supuesto espionaje a políticos en la Comunidad de Madrid, del que también fue víctima al ser espiado en uno viaje que realizó a Cartagena de Indias con Edmundo Rodríguez Sobrino, también detenido en la ‘Operación Lezo’.

De hecho, este viaje ha inspirado a los Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil a la hora de poner el nombre a la operación que hace un guiño al almirante español Blas de Lezo, que organizó la defensa de Cartagena de Indias durante el asedio británico de 1741.

Otra de sus actuaciones con más ruido mediático fue la disputa dentro del PP en Madrid por la sucesión de Miguel Blesa al frente de Caja Madrid, entidad que pese a sus intenciones de presidirla finalmente pasó a dirigirla Rodrigo Rato, también salpicado por presuntos casos de corrupción.

A su vez, González está siendo investigado por la adquisición de un dúplex en la localidad de Marbella, una causa que lleva un juzgado de Estepona (Málaga) donde se investigan los presuntos delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y cohecho.

Las pesquisas van dirigidas a determinar cómo, cuándo y por qué llegó el inmueble a González y su mujer, que primero, en 2008, lo alquilaron; y posteriormente, en diciembre de 2012, lo adquirieron por 770.000 euros.

Ignacio González nació Madrid en el 19 de octubre de 1960 y está casado con la empresaria Lourdes Cavero. Licenciado en Derecho, su carrera política ha estado ligada a la de Aguirre, convirtiéndose en una de las personas de confianza y desempeñando cargos de alta responsabilidad tanto en los ejecutivos que ha presidido como en el PP de Madrid.

Así, González fue subsecretario del Ministerio de Cultura, Educación y Deportes (1996-1999) durante el mandato de Aguirre y secretario de Estado para la Administración Pública en el Ministerio de Administraciones Públicas (1999-2002), esta vez con Jesús Posada al frente de este departamento.

Luego desempeñó la labor de secretario de Estado de Inmigración en el Ministerio del Interior (con Ángel Acebes como ministro) hasta que Aguirre, como presidenta de la Comunidad, le nombró vicepresidente de su ejecutivo. –En 1984 accedió por oposición a una plaza del Ayuntamiento de Madrid como funcionario del Cuerpo Superior Técnico y coincidió allí con la actual portavoz del PP en el Consistorio–.

Además, ejerció como presidente del Canal de Isabel II hasta 2012. Durante esta etapa, el Canal extendió sus actividades en Latinoamérica con operaciones que ahora están siendo investigadas por la Audiencia Nacional ante indicios de presuntas irregularidades.

En ese año y tras la dimisión de Aguirre, se convirtió en presidente de la Comunidad de Madrid hasta el final de legislatura. González manifestó su disposición a repetir como candidato en los anteriores comicios autonómicos, pero finalmente la candidata del PP fue la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

A nivel de partido, González también se alzó con la secretaría general del PP de Madrid para sustituir en ese cargo al exconsejero Francisco Granados, en prisión provisional por su relación con la trama Púnica y que fue relevado de ese puerto por pérdida de confianza por parte de Aguirre.

Después de que no fuera designado candidato del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio González abandonó la primera línea de la política y se dedicó a la actividad privada a través de un bufete de abogados, que abrió aproximadamente hace un año y medio en la calle Alcalá y que también ha sido registrado esta semana en el seno de la ‘Operación Lezo’.

Últimas noticias