España

El PP propone a C’s abolir los aforamientos no sólo en Murcia sino en toda España

Fernando López Miras, junto a Pedro Antonio Sánchez.

El Partido Popular está dispuesto a apoyar la supresión de los aforamientos en la Región de Murcia- la condición de Ciudadanos para investir a Fernando López Miras-bajo la condición de que, “de inmediato“, la formación naranja exija lo mismo “en Andalucía y otras regiones”, según fuentes ‘populares’ muy próximas a las negociaciones.

Se trata de un giro importante en las negociaciones, que tienen una fecha tope: el próximo 27 de abril, jueves, cuando se celebrará el debate para hacer presidente a López Miras. Dos días antes, la Asamblea regional votará la supresión de los aforamientos. Una petición de Ciudadanos en la idea de que el PP se retrate antes de la investidura.

Aunque hace unos días las conversaciones parecían estancadas, la premura de la fecha obliga a ambos partidos a acelerarlas para que el acuerdo pueda cerrarse cuanto antes. El PP, con 22 diputados-a uno de la mayoría-precisa sí o sí del apoyo de Ciudadanos para conservar el gobierno regional, después de la crisis institucional abierta por la imputación de Pedro Antonio Sánchez. 

Las negociaciones están dirigidas férreamente por las direcciones nacionales y condicionadas casi en exclusiva a un acuerdo en torno a los aforamientos,  ‘línea roja’ para Ciudadanos.

Desde el PP, siempre reticentes a esa reclamación, se abren ahora a considerarla, aunque con condiciones. La propuesta que se ha puesto sobre la mesa es que se accederá a la supresión “si al día siguiente se solicita en Andalucía” y en el resto de Comunidades. “Lo que no vale es que Ciudadanos sea tan beligerante en Murcia y no hagan lo mismo con Susana Díaz”, reprochan con dureza. 

El argumento de los ‘populares’ es que, de acceder a esa reclamación únicamente en Murcia, “se rompería el principio de igualdad ante la ley” de los miembros de los distintos Gobiernos regionales. También, que ello supondría “un perjuicio para las instituciones murcianas, y, en definitiva, para los ciudadanos de la Región”, se sostiene en las mismas fuentes.

Existe un escenario que desagrada profundamente al PP. Y es que los de Rivera hayan apretado a su Gobierno murciano más de lo que lo hacen en otros Ejecutivos, que también sostienen. En el punto de mira está Andalucía. En el acuerdo de investidura de Susana Díaz, firmado hace casi dos años, la presidenta andaluza se comprometió con el líder de Ciudadanos, Juan Marín, a suprimir los aforamientos. Pero sin prisas. De hecho, el único plazo es que esa reforma se lleve a cabo en la presente legislatura. Lo suficientemente amplio, entienden los ‘populares’.

Sin embargo, se recuerda desde el PP, dos años después, Ciudadanos “no ha hecho la misma presión” que en el caso murciano. De hecho, el único gesto para recordar a Díaz su compromiso para la investidura fue promover una moción en el Parlamento andaluz, en junio pasado, en la que se instaba a la Junta a la supresión de ese privilegio parlamentario. De nuevo, el plazo fijado era el mismo: el fin de la actual legislatura. El PSOE votó a favor, pero la propuesta ha quedado de nuevo en el olvido, y reemplazada, a cambio, por otro ofrecimiento de Díaz: la reforma de la ley electoral, que beneficiaría a los ‘naranjas’.

En cambio, la postura en Murcia, reprueban desde el PP, es “totalmente distinta”. Allí, la formación de Rivera exige la supresión “inmediata” e “inexcusable”.

Para llevarla a cabo, se requiere de una reforma del Estatuto de Autonomía, que tendría que ser aprobada por mayoría de tres quintos, esto es, 27 diputados. El voto a favor del PP es, por tanto, imprescindible. La abstención de los ‘populares’ impidió que, en noviembre de 2015, prosperase una proposición para la supresión.

Supresión para delitos comunes

Hasta ahora, los populares habían sido muy reticentes a la supresión de los aforamientos. Como ya avanzó OKDIARIO, la intención del PP es que se eliminen para delitos comunes, pero se mantengan en imputaciones por el “ejercicio de las funciones propias del cargo”.

La medida forma parte del acuerdo firmado por PP y Ciudadanos en agosto para la investidura de Mariano Rajoy. Pero esa propuesta permanece en impasse, por el rechazo de los populares ante la posibilidad de que Podemos aproveche para plantear un referéndum constitucional.

El propio portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, aseguró hace unos días que el partido no descartaba apoyar la supresión de aforamientos en Murcia si al mismo tiempo se limita la acusación popular. En opinión de los populares, esa herramienta es utilizada en ocasiones con fines espurios para desprestigiar a adversarios políticos.

Ciudadanos lo descarta. En cualquier caso, en fuentes de la negociación, esa propuesta se ha dejado “en segundo plano”.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

x
¿Te gusta?