Bolsa

Wall Street afronta 2019 con más optimismo tras los buenos resultados de bancos y empresas

Wall Street
La Bolsa de Nueva York, en Wall Steet.

El pasado mes diciembre puso una abrupta guinda al peor año para Wall Street desde 2008, con los tres índices bursátiles en rojo, pero en apenas cuatro semanas y gracias a los resultados corporativos, con un gran peso de los de los bancos de EEUU, la calma ha vuelto a los mercados.

"La temporada de resultados del cuarto trimestre de 2018 para los bancos estadounidenses debería disipar los miedos de un aterrizaje brusco o una recesión inminente", señalaron analistas de la firma financiera Jefferies en un comunicado recogido por Efe.

Los seis mayores bancos de EE.UU. publicaron recientemente unos beneficios trimestrales que generalmente fueron superiores a lo que esperaban los analistas y todos ellos registraron un aumento en las ganancias anuales, pese a no ser inmunes a la volatilidad bursátil.

En conjunto, JPMorgan Chase, Bank of America, Wells Fargo, Citigroup, Goldman Sachs y Morgan Stanley obtuvieron el año pasado unos beneficios de 119.737 millones de dólares, casi el doble que en 2017, cuando registraron casi 70.000 millones, y además marcando un récord.

Los analistas de Jefferies ven en este fenómeno "dos paradojas": los beneficios del grupo han sido "menos cíclicos" por el efecto de la política regulatoria, y los bancos han tendido a ver márgenes financieros más altos a medida que la curva de rendimiento "se aplanaba".

Optimismo tras las fuertes caídas

Lo que está claro es que los resultados insuflaron optimismo a un parqué neoyorquino preocupado por asuntos como la disputa comercial con China, la desaceleración del crecimiento económico y las subidas de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal, y eso ayudó a los indicadores a distanciarse de sus malas cifras de 2018.

Entre enero y diciembre del 2018 el Dow Jones se dejó en torno al 5,6 %, el S&P 500 un 6,2 % y el Nasdaq un 3,9 %, las peores caídas desde 2008, cuando los tres índices perdieron un 33,8 %, un 38,5 % y un 40 %, respectivamente.

Lejos de sus techos bursátiles, los indicadores cayeron especialmente en el último cuarto del año, más del 11 % el Dow, el S&P 500 casi un 14 % y el Nasdaq un 17,5 %.

Viniendo de esa situación, en enero los inversores premiaron a Goldman Sachs, que casi triplicó sus beneficios anuales, con la mayor subida en su valor bursátil en diez años, y Bank of America dio su mayor salto en casi siete años.

Más allá de la banca

Después de la semana clave de resultados bancarios llegaron los de otras corporativas importantes, como American Express, que sobresalió al ganar un 152 % más, o Netflix, que duplicó sus ganancias, ambas dentro de las expectativas.

En cuanto a las componentes del Dow Jones, integrado por las 30 cotizadas de mayor capitalización en EE.UU., en mayor o menor medida han registrado incrementos gananciales IBM, Procter & Gamble, Johnson & Johnson, UnitedHealth o Intel, lo que ha animado al mercado.

Aún es pronto en la temporada de resultados, ya que han difundido sus cuentas un 15 % de las 500 corporativas más importantes de EE.UU., pero los expertos están viendo fortaleza en el cuarto trimestre de 2018 y previsiones ligeramente a la baja para el primer trimestre de 2019, aunque no negativas.

Según estimaciones de los analistas recogidas por Efe, las empresas aumentarán de media sus beneficios trimestrales un 3% hasta marzo, mientras que a finales del año pasado calculaban ese crecimiento en el 8%, y el incremento esperado de los ingresos es del 6%.

Teniendo en cuenta las preocupaciones recientes de Wall Street, como el cierre parcial del Gobierno (pese a su reapertura temporal el lunes), el "Brexit" o la desaceleración de la economía china, predomina el optimismo para el conjunto de un año en el que "la economía de EE.UU. habrá tenido su expansión más larga desde la Segunda Guerra Mundial", opinan desde Jefferies.

Lo último en Economía

Últimas noticias