Huelga controladores Francia

Huelga de controladores aéreos: ¿Qué puedo reclamar si mi vuelo se ve afectado?

huelga prat
Aeropuerto de Barcelona-El Prat (Foto: iStock) | Huelga controladores aéreos Francia
Comentar

La huelga de controladores aéreos de Francia ha provocado la cancelación y el retraso de cientos de vuelos.

La huelga de controladores aéreos de Francia ha provocado la cancelación y el retraso de cientos de vuelos en los aeropuertos europeos. Miles de pasajeros se han visto afectados en España y muchos de ellos buscan soluciones en los puestos de información. Pero, pasajeros, abróchense los cinturones porque este tipo de paros no contemplan todas las reclamaciones habituales. ¿Qué pueden hacer si sus vuelos se ven afectados?

Los pasajeros tienen una serie de derechos derivados de la normativa europea. Javier López, de la plataforma Reclamación de Vuelos especialistas en derecho de transporte, afirma que “una huelga de controladores se considera una “circunstancia extraordinaria” y no se puede reclamar una indemnización monetaria por ello”.

Pese a que las compañías aéreas no son responsables de estas circunstancias, deben asumir ciertas responsabilidades. “Debe ofrecer atención al pasajero y abonar los gastos de alojamiento y comidas durante la espera“, apunta López.

Vales de comida, llamadas y alojamiento

Fuentes oficiales de Ryanair confirman que, en efecto, la compensación EU261 -derecho a reembolso completo de su billete o reubicación en un vuelo alternativo de forma gratuita- no se aplica. “Si un cliente elige la opción de una reubicación, la aerolínea les ofrecerá, según el artículo right to care”:

  • Vales canjeables por comidas y tentempiés, en una “medida adecuada al tiempo de espera, siempre y cuando no se retrase en mayor medida la salida del vuelo”.
  • Dos llamadas telefónicas,  mensajes de fax o correos electrónicos.
  • Alojamiento en un hotel, “en los casos que requieran una estancia de una o más noches, o si fuera necesaria una estancia adicional a la prevista por los pasajeros transporte entre el aeropuerto y el lugar de alojamiento (hotel u otros)”.

Reubicación de pasajeros

Además de los servicios extra, los pasajeros también pueden reclamar, si se cancela o retrasa un vuelo, que la aerolínea “reprograme el vuelo a un día convenido con el pasajero. En caso de que el pasajero no acepte la reprogramación porque no le interesa, la aerolínea le deberá reembolsar el precio del billete y las obligaciones de la compañía terminarán aquí. No tendrá que abonar los gastos provocados desde el momento que rechaza la reubicación”, aseguran desde el portal de Reclamación de vuelos.

En el caso de que acepte la reubicación en otros vuelos, la compañía aérea sólo tendrá que responder a los gastos “ocasionados durante la espera” -comidas, alojamiento, etc.- por la cancelación o el retraso de su vuelo.

Y, ¿si no paga los gastos?

Si la compañía aérea no responde a estas necesidades del pasajero y el usuario hace frente a los pagos, “podrá exigir la devolución de esos gastos con posterioridad. En ocasiones sucede que la aerolínea no puede ofrecer hospedaje en los hoteles habituales ya que están ocupados al 100% por otros pasajeros afectados”, indica López.

Eso sí. En todo contrato hay letra pequeña y deben tener en cuenta que no podrán exigir una devolución por “daños y perjuicios derivados de no estar a tiempo en su destino. Es decir, la aerolínea no tendrá que abonar los hoteles perdidos en destino, coches de alquiler, tours perdidos, reuniones… Estos se excluyen de sus obligaciones ya que son circunstancias extraordinarias”, concluyen desde el portal de Reclamación de vuelos.

Últimas noticias