Estados Unidos las ha vetado

Un documento interno de Europa considera una amenaza el avance de las chinas Huawei y ZTE

huawei
El consejero delegado de Huawei España, Tony Jin Yong.
Comentar

Un documento de trabajo del vicepresidente de la Comision Europea alerta del riesgo del avance de Huawei

Estados Unidos y Australia ya han vetado los productos tecnológicos de estas empresas en sus gobiernos

Huawei y ZTE, las compañías chinas punteras en infraestructuras y equipos de telecomunicaciones, son una amenaza para Europa. Así lo refleja un documento de trabajo del vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, que califica de amenaza para la autonomía y la seguridad europeas la expansión en el continente de Huawei y ZTE, según ha revelado la web Politico.

Según este digital, Katainen acudió a una reunión antes del verano con el presidente de Huawei, Ken Hu, con este documento de tres páginas en la carpeta. Por lo tanto, no se trata de una posición oficial de Europa sino de los puntos claves sobre esta compañía de la Vicepresidencia de la Comisión.

En el documento se alerta de que la expansión de los productos móviles y tecnológicos vendidos por Huawei y ZTE en Europa “le permitirán pronto dominar el mercado y expulsar a sus competidores”. Esto supondrá un riesgo para la autonomía de Europa y para su seguridad.

El fondo de la batalla es la soberanía digital de Europa frente a los competidores chinos, además de la seguridad y de cómo proteger a la industria estratégica local.

Fuentes de Huawei España han señalado a este diario que “Huawei es un socio clave para la trasformación digital de Europa y goza de una excelente relación con las instituciones europeas. Como empresa 100% de capital privado, no recibimos ningún trato preferencial de ningún Gobierno. Hemos establecido relaciones de confianza con los principales operadores de telecomunicaciones en Europa, al proveerles de tecnologías seguras e innovadoras, operando siempre de forma abierta y transparente”.

Estados Unidos

Europa no es la primera región que pone en duda el avance chino. De hecho, se une a países como Estados Unidos y Australia, que han puesto palos en las ruedas de la compañía. Donald Trump, presidente de Estados Unidos, prohibió en agosto que los organismos públicos del Gobierno norteamericano contrataran la tecnología de estas dos compañías y de sus contratistas asociados. Huawei se pronunció en contra de las sospechas levantadas por Estados Unidos y recordó la calidad de sus productos.

Pocos días después fue Australia quien prohibió a estas compañías proporcionar sus productos en el país para el desarrollo de la tecnología 5G, lo que fue calificado por la compañía como decepcionante.

Últimas noticias