ACS

ACS estudia sacar a Bolsa su negocio de energía renovable

cobra
Cobra (ACS) prevé invertir 450 millones en un proyecto eólico offshore en Escocia (Foto: iStock)

ACS ha sorprendido positivamente al mercado con el anuncio de que estudia sacar a Bolsa una nueva filial de energía 'verde'.

ACS estudia la creación de una filial para el desarrollo de activos de energías renovables. La compañía podría cotizar en los mercados de valores y su valoración podría rondar los 2.000 millones de euros, cifra que el grupo constructor no ha confirmado oficialmente pero que ha sido adelantada por Bloomberg.

Con esta operación, el grupo que preside Florentino Pérez pretende facilitar el desarrollo de proyectos de energía en condiciones de precio muy competitivas, contribuyendo de esta manera a la reducción de emisiones en línea con los objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda Global 2030.

En esa filial se integrarían la mayoría de proyectos de Cobra, su buque insignia en energías verdes. Y la fecha para poner en marcha su salida bursátil podría fijarse próximamente para mediados de 2019. El mercado ha recogido la noticia con entusiasmo y las acciones de ACS han subido casi un 2,7% en la tarde de hoy.

La operación no sería la primera que pone en marcha ACS de estas características. Ya en 2015, el grupo colocó en Bolsa el 51% de su filial renovables Saeta Yield, al tiempo que vendió un 24% al fondo GIP en el marco de una alianza más amplia. Luego, en 2018, la constructora acudió a la OPA lanzada por el fondo Brookfield y se desprendió del 24,2% que aún mantenía por 240 millones de euros.

En las próximas semanas, ACS celebrará su Investors Day en el que los analistas e inversores preguntarán sobre este asunto. Además, tiene prevista su Junta de Accionistas para el próximo 10 de mayo. En esa cita propondrá el pago de un dividendo de 1,89 euros con cargo a las cuentas del pasado año.

Últimas noticias