El sector de la aceituna avisa: “Con los aranceles de Trump perderemos casi todo el mercado en 2018”

aceituna
Sector agrícola (Foto: iStock)
Comentar

La decisión de Estados Unidos (EEUU) de aumentar en un 60% los aranceles provisionales, antisubvención y antidumping, impuestos a la aceituna negra española tendrá un impacto directo en el mercado. “Con estos nuevos aranceles un 60% superiores perderemos prácticamente la totalidad del mercado en los próximos meses“, ha explicado a este medio Antonio de Mora, secretario general de la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa, (Asemesa).

Los datos del primer trimestre de 2018 fueron la primera prueba de cómo había afectado la medida de Donald Trump a los olivareros españoles. Las exportaciones de la aceituna negra Española a EEUU caían un 42,2% hasta marzo. Ahora, el arancel promedio se incrementa del 21,6% al 34,75%, lo que castigará aún más al sector.

La patronal ya ha iniciado las conversaciones con los comisarios de Agricultura y de Comercio europeos con la intención de “valorar los aranceles impuestos y la situación que se crea. Hay que empezar a estudiar las principales actuaciones de las administraciones españolas y del sector. El objetivo es presentar los recursos que correspondan ante la Organización Mundial del Comercio (OMC)”, apunta de Mora.

Impacto directo en la inversión y el empleo

La decisión de EEUU ha provocado temor y revuelo en el sector agrícola ante la posibilidad de que se impongan aranceles a más productos como el trigo, las frutas, las hortalizas, el aceite o el vino. La cruzada de Trump contra la oliva negra “cierra el mercado y confirma su amenaza a todas las políticas agrícolas de la UE, a las ayudas de la Política Agraria Común“, apunta José Vázquez, secretario general de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja).

El arancel antisubvención, en concreto, cuestiona las ayudas de la Unión Europea al resto de productos agrícolas. “Hablamos de toda la UE, se cuestiona el paraguas internacional de las ayudas comunitarias, que realmente son compensatorias y que la OMC avala“, subraya Vázquez.

Desde ASAJA subrayan que estos nuevos aranceles tendrán un impacto directo en todo el empleo y la inversión en el sector. “Esta medida afecta a todo: al empleo, a las inversiones, a la mejora de explotaciones, a la industria… Se están coartando las posibilidades de obtener un margen“.

Un argumento que también señalan desde el sindicato UGT. La secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla, ha solicitado a la Unión Europea que actúe porque esto va a tener una “repercusión negativa” en el empleo, especialmente en el empleo andaluz donde en lugares como Sevilla la aceituna negra conforma un gran sector.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) también rechazan la medida y sostienen que supondrá un bloqueo insalvable a las exportaciones de este sector. 

El último cartucho: Comercio

Mientras que el arancel antidumping – por el que se acusa a España de vender las olivas negras en Estados Unidos a un precio inferior al fijado en el mercado nacional- se impondrá inmediatamente, el arancel antisubvención -que cuestiona las ayudas de la Unión Europea y cómo afectan las mismas a la fijación del precio- no se aplicará hasta que el ITC (Centro de Comercio Internacional) adopte a finales de julio su resolución definitiva.

Es este organismo quien tiene la última palabra. “Si este organismo estableciera que no existe tal daño o amenaza, ambos aranceles (antidumping y antisubvención) quedarían sin efecto”, aseguran desde ASEMESA.

No caben especulaciones ya que todo apunta a una subida, lo que supone una agresión a las producciones españolas y europeas”, explica Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE.

“Es nuestro último cartucho para tumbar ambos aranceles. Pedimos amparo a la OMC, a la UE, que se posiciones de forma dura porque se  cuestiona la filosofía de la PAC”, concluyen desde ASAJA.

El Gobierno y Bruselas, en contra

La Comisión Europea ha criticado que la decisión de EEUU es “inaceptable”, aunque ha preferido esperar a que Washington confirme en julio esta medida para responder a la misma.

“La decisión del Departamento de Comercio de Estados Unidos de imponer aranceles antisubsidios y antidumping excesivamente altos y prohibitivos es simplemente inaceptable“, ha remarcado el portavoz de Comercio del Ejecutivo comunitario, Daniel Rosario.

El Gobierno de España ha considerado que es “muy preocupante” la situación que se genera tras el último movimiento de Trump y sostiene que las ayudas a los productores españoles de aceituna negra no distorsionan la competencia y son plenamente compatibles con los criterios de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

En concreto, España defiende que las ayudas de la Políltica Agrícola Común (PAC) señaladas por EEUU están “desvinculadas de la producción y no son específicas”, por lo que no generan distorsiones al comercio internacional, son “plenamente compatibles” con la OMC, que las clasifica como ‘caja verde’, y no son muy distintas de las que Estados Unidos concede en apoyo de su propio sector agrario.

Últimas noticias