LA ORGANIZACIÓN ATRIBUYE LA ACUSACIÓN A GUERRAS SINDICALES

Los sindicatos denuncian que la ONCE despide a los ciegos que no logran vender 4.200 € al mes en cupones

ONCE
El presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, en una foto de archivo. (Fuente: EFE)
Comentar

Los sindicatos CSIF y CGT denuncian que la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE) despide a vendedores de cupones que no logran alcanzar una cifra de ventas de al menos 4.200 euros al mes (210 euros de media cada día laborable). Esta cuantía la fija el XV Convenio Colectivo de la ONCE en su artículo 46 y los empleados que no la alcanzan cometen una falta calificada como “muy grave” según el artículo 67 del citado acuerdo laboral.

ONCE
XV Convenio Colectivo de la ONCE

Esto supone que los empleados de la organización tienen que vender un total de 8.400 cupones al mes a un precio de 50 céntimos la unidad, y si realizamos la equivalencia teniendo en cuenta los cupones del viernes que son más caros, los vendedores tendrían que comercializar 1.400 boletos para cumplir los objetivos.

Adolfo Martínez, secretario del sindicato CGT Valencia, en declaraciones a OKDIARIO, afirma que la ONCE utiliza este ardid para despedir y sanciona a los trabajadores más vulnerables. “Tenemos unos objetivos mínimos que son 210 euros diarios y si no cumplimos objetivos durante dos meses se nos puede sancionar con una falta muy grave y puede llegar desde un mes sin empleo y sueldo, despido o traslado forzoso“, asegura el secretario del sindicato CGT.

ONCE
“Falta muy grave” según el XV Convenio Colectivo de la ONCE

Por su parte, Jerónimo Parejo, responsable del sindicato CSIF ONCE, coincide con CGT ya que “esto es un hecho y se puede llegar a un despido”. Ya ha habido algunos despidos y otros han sido “acosados” para acogerse a la jubilación anticipada, explican desde CGT.

“Aquí en Valencia ya se han despedido a dos personas, una de ellas fue el despido de una mujer, que por cierto, es ciega total y el otro caso es un hombre que también es prácticamente ciego y vendía en la puerta de un estanco. En el momento en el que este establecimiento comenzó a vender los productos de la ONCE, el trabajador perdió ventas y comenzaron a amenazarle y a hacerle seguimientos a diario“, asegura el secretario del sindicato CGT.

Además, desde el sindicato se quejan de que las ventas cuentan igual “en la Puerta del Sol de Madrid que en un barrio periférico o en un pueblo“, de manera que, los mínimos de venta son los mismos para todos.

“Aquí hay mucho miedo, la gente no quiere hablar, pero nosotros decimos la verdad y tenemos pruebas de ello”, aseguran desde CGT.

Once
Quiosco Once (Foto: Wikimedia).

La ONCE niega las acusaciones y las atribuye a guerras sindicales

OKDIARIO ha contactado con la ONCE para contrastar estas acusaciones y un portavoz oficial ha negado que se despida o sancione a los vendedores de cupones que no alcanzan la citada cifra de ventas. A este respecto indica que las acusaciones se deben a las guerras sindicales con motivo de las elecciones para escoger a los representantes de los trabajadores de la organización.

El portavoz añade –para justificar la política laboral de la ONCE– que solo en la provincia de Valencia se hicieron 52 contratos indefinidos a vendedores y 300 contratos de otras categorías. Respecto al conjunto de España, asegura que en los últimos tres años la ONCE ha firmado 2.500 contratos indefinidos. No obstante el portavoz no ha facilitado dato alguno sobre los despidos realizados en los últimos años.

Últimas noticias