Final Europa League: Atlético de Madrid - Olympique de Marsella

Así son los ultras del Marsella que amenazan la final de la Europa League: 27.000 antifascistas muy violentos

Comentar

El estadio del Olympique de Lyon acogerá la final de la Europa League que este miércoles enfrenta al Olympique de Marsella y al Atlético de Madrid. Aunque el fútbol debería ser el único y exclusivo protagonista, lo cierto es que la ciudad francesa se prepara para recibir a uno de los grupos ultras más violentos del país y de Europa: los radicales del Olympique de Marsella. 

Son varios los grupos que conforma a los ultras del Olympique de Marsella, finalista de la Europa League.  Marseille Trop Puissant, el Commando Ultra 84, los Fanatics, South Winners… en total 27.000 mil.  Cada uno asiste cada fin de semana al estadio con su correspondiente pancarta y sus líderes y se colocan por detrás de las dos porterías.

La mayoría de los grupos apareció en la década de los 80 y principios de los 90 en pleno auge del movimiento ultra en el fútbol. Sus integrantes reflejan a la ciudad portuaria del sur de Francia, donde impera el mestizaje. Los seguidores provienen de países como Túnez, Argelia, Marruecos y otros países de pasado colonial francés. Es frecuenta la presencia de banderas de dichos países mientras que la francesa permanece ausente en el Vélodrome.

La visita de los ultras del Olympique de Marsella a la casa del Olympique de Lyon, enemigo histórico, agrava la situación. La tensión entre ambas aficiones es enorme y se hizo mayor tras la derrota en casa del Marsella por tres goles a cero. El grito de “Vamos a destrozar vuestra casa” se ha hecho más sonoro con la clasificación del equipo de  Rudi García a la final de la Europa League.

Además, los continuos ataques a través de las redes sociales por parte de los dirigentes de ambos clubes franceses, Jean-Michael Aulas y Jacques-Henri Eyraud, no ayudan a calmar la situación.

Historial violento

El último incidente que protagonizó este grupo ultra es bastante reciente. Fue el pasado mes de marzo durante la visita del Marsella al Athletic de Bilbao. Los hinchas galos lanzaron bengalas dentro del estadio y apuñalaron en el cuello a un miembro de seguridad de San Mamés. Santos Mirasierra, un viejo conocido de las autoridades de España volvió a dejarse ver en un terreno de juego español.

El ultra francés estuvo dos meses y medio en prisión después de que en el año 2008 lanzase una silla contra un agente de la Policía y participase en una pelea multitudinaria en el Vicente Calderón durante un partido de Champions League entre el Marsella y el Atlético de Madrid.

La tensión saltó cuando las Fuerzas de Seguridad instaron a los ultras del Marsella a retirar una pancarta con una calavera. Estos se negaron y empezó una batalla campal con agresiones, puñetazos, heridos, lanzamiento de sillas…

A partir de la detención de Santos Mirasierra, uno de los líderes del Commando Ultra 84, empezaron a exhibirse pancartas en los estadios pidiendo su liberación. Otros grupos de ultras  de su misma ideología comenzaron a tener a los del Marsella como un referente. Es el caso de los Bukaneros (del Rayo Vallecano) o de los Biris Norte (del Sevilla), entre otros.

Lyon, blindada

Ante los posibles altercados que pudieran surgir, la ciudad de Lyon presentará un dispositivo de seguridad sin precedentes para garantizar que la final de la Europa League pueda celebrarse sin que haya ningún incidente de gravedad.

Por ello, se incrementará el número de policías en la zona, que tendrán controlados en todo momento a los grupos ultras de los dos equipos y se incrementará el número de cordones de seguridad para evitar que se introduzcan objetos prohibidos en el estadio.

Últimas noticias