Guardiola desafía a la Federación Inglesa y vuelve a lucir el lazo amarillo

Guardiola
Guardiola, con el lazo amarillo en Stoke-on-Trent. (Getty)
Comentar

Pep Guardiola sigue pensando que está por encima del bien y del mal. El afán de protagonismo y la sensación de superioridad llevaron al entrenador catalán a desafiar a la Federación Inglesa, luciendo el lazo amarillo en homenaje a los golpistas en el encuentro de Premier League que midió al Manchester City con el Stoke City.

De nada sirvió la multa de 22.500 euros por romper el código de vestimenta y llevar mensajes políticos como parte de su atuendo, el mismo que le provocó la sanción de la Federación tras advertirle de sus infracciones. Guardiola también lució una flor amarilla en la solapa por la campaña Great Daffodil Appeal y un monigote que forma parte de la campaña Prostateuk, en apoyo al cáncer de próstata.

El Manchester City obligó a Guardiola a aceptar los cargos impuestos y dejar de portar el crespón, asegurando que le permitiría portar el lazo amarillo en el vestuario y las ruedas de prensa, además de en partidos de competición internacional, como la Champions League. Sin embargo, para Pep no parece ser suficiente lo benévolo que ha sido el City con él y su particular homenaje a los golpistas, y ha optado por hacer caso omiso de las indicaciones y volver a portar el símbolo, ateniéndose a una sanción mayor por parte del organismo que rige el fútbol en Inglaterra.

 

Últimas noticias