Giro de Italia: Etapa 8

Ewan culmina el letargo de la semana de los sprinters en el Giro

El Giro de Italia avanza y el desgaste que los corredores viven día a día irá haciendo mella tarde o temprano. Veremos mañana domingo en la contrarreloj de 35 kilómetros de San Marino, Roglic sigue tan fuerte, Landa tan verde y si Yates y Nibali mantienen el pulso tras la caída de Dumoulin.

Por lo pronto, Caleb Ewan se encargó de confirmar que la mala racha de Elia Viviani –el ganador de cuatro etapas el año pasado y descalificado en la única que ganó en esta temporada– como era de esperar. El de Quick Step volvió a sentir la presión de correr en casa colocándose mal en el sprint y dejando en bandeja el triunfo al australiano, quien levantó fácilmente los brazos en meta.

La jornada, otra vez maratoniana con 240 kilómetros de recorrido, vio como un trío de valientes intentó sin éxito la fuga. Estuvieron en travesía hasta a seis kilómetros de meta cuando los equipos de los sprinters echaron el guante a Ciccone, Vervaeke y Bidard.

El sprint desencadenó una secuencia peculiar con el equipo Bora entrando en primera posición a 200 metros de meta. Fue ahí cuando Ackermann se lanzó –otra vez pronto– al sprint siendo rebasado por Ewan y Viviani. El ciclista australiano metió una piedra más en la mochila de la estrella del Quick Step. Mañana cambio de tercio. La crono cambiará el decorado, pero difícilmente el líder, Valerio Conti.

Lo último en Deportes