Agua

¿El agua embotellada caduca?

Agua embotellada
Agua embotellada
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El cuerpo humano se compone de un 60% de agua, así que es lógico pensar que esta sustancia es vital para la subsistencia. Los especialistas recomiendan consumir dos litros de agua diarios, aunque esta cantidad puede variar en función de la edad, el peso, el estilo de vida… Si tú eliges el agua embotellada en lugar de el agua de grifo, quizá te preguntes si caduca.

Pues bien, lo cierto es que el agua como tal no caduca. Entonces, ¿por qué la botella incluye una fecha de caducidad? Esto se explica por varias razones. Lo primero a tener en cuenta es que, aunque el agua no caduca, sí le afecta el paso del tiempo.

A esto hay que sumar que la fecha que aparece en las botellas no es la fecha de caducidad, sino la fecha de consumo preferente. Es decir, indica hasta cuándo puedes beber el agua en condiciones óptimas para su consumo.

En líneas generales, el agua embotellada sin abrir y conservada en un lugar seco, fresco y oscuro, dura en buen estado hasta dos años si la botella es de plástico, y hasta tres años si es de cristal. ¿Qué ocurre si bebes el agua después de este tiempo?

Pues bien, tanto el plástico como el cristal liberan una serie de sustancias a medida que envejecen, las cuales pueden afectar de alguna manera a las propiedades naturales del agua. Sin embargo, por ahora no se ha demostrado si estas sustancias pueden ser perjudiciales para la salud.

Por lo tanto, podemos decir que el agua no caduca, pero que el deterioro del envase por el paso del tiempo puede hacer que pierda propiedades y que su sabor empeore.

¿Agua embotellada o agua del grifo?

Según datos proporcionados por la Federación Europea de Aguas Envasadas (EFBW), España es el quinto país de la Unión Europea donde se consume más agua embotellada, solo por detrás de Italia, Alemania, Bélgica y Portugal.

Existe un eterno debate sobre si el agua embotellada es más sana que la del grifo, o viceversa. Lo cierto es que ambos tipos de agua superan controles muy exhaustivos, y el Ministerio de Sanidad asegura que el 99,5% del agua del grifo que hay en España es apta para consumo.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) explica lo siguiente: «Aunque lo ideal es beber agua de grifo, que según nuestros estudios es de calidad y no tiene contaminantes, lo cierto es que un buen porcentaje de consumidores recurren a diario al agua mineral embotellada, por el sabor desagradable o la dureza del agua corriente en su zona o simplemente por la comodidad de beber agua embotellada».

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias