Curiosidades

Si ves una, no la toques

La oruga procesionaria: todo lo que tienes que saber sobre ella

Los pelos son perjudiciales para el ser humano
0 Comentar

Durante estas fechas es común encontrar más insectos de lo habitual. La primavera es el momento en el que la naturaleza se llena de vida, pero no todos son buenos. Es el caso de la procesionaria del pino (Taumetopoea pitycampa), una especie de lepidóptero que año tras año asola algunas regiones de la península. Por ello, aquí van un par de curiosidades sobre la oruga procesionaria, para que sepas qué es y cómo actúa.

La procesionaria de pino está considerada como una plaga. Se encuentra en los bosques de pinos de Europa del sur y central, aunque también habita en cedros y abetos. Las orugas, la fase de larva de este animal, se identifican por estar cubiertas de pelos urticantes, lo que las hace realmente peligrosas. Estos pelos se desprenden, provocando irritación en oídos, nariz y garganta, así como fuertes reacciones alérgicas.

La época de puesta de huevos es en agosto. Sus nidos son muy característicos y fáciles de identificar, como si fuesen algodón de azúcar enrollado en una rama. Entre 30 y 40 días salen orugas, que pueden estar entre cinco y nueves en proceso larvario según la climatología. Tras ello, se convierten en crisálidas, enterradas en el suelo.

El gran peligro de la oruga procesionaria

Nido de oruga procesionaria
Los nidos de la oruga procesionaria están en las ramas de los pinos

Estas orugas tienen comportamientos sociales, siendo el más común el verlas enfilada una tras otra. Esto ocurre cuando están en periodo de pupa, o bien cuando vayan en busca de alimento por haber consumido todas las acículas del pino donde nacieron.

No se las puede definir como una plaga forestal, pero si tienen un gran impacto ambiental en el paisaje peninsular. Además, pueden llegar a desfoliar por completo el árbol en el que nacen si se acumulan varias puestas.

Para controlar esta especie se utilizan métodos físicos, químicos y biológicos. El más habitual es la eliminación de los nidos mediante fuego durante los periodos de septiembre, octubre y noviembre. El más utilizado y eficaz en la actualidad es el uso de trampas de feromonas para los machos, evitando la cópula.

Últimas noticias