Inhabilitación de Torra

Casado exige elecciones en Cataluña «de inmediato» y que el Gobierno garantice el orden público

Pablo Casado
Casado, Gamarra y García Egea en el Congreso de los Diputados.

El líder del PP, Pablo Casado, ha reaccionado de inmediato nada más conocer la decisión del Tribunal Supremo de ratificar la inhabilitación del president de la Generalitat, Quim Torra, para recordar que es consecuencia de la denuncia de su partido la Junta Electoral Central.

Pero, a continuación, Casado ha planteado dos exigencias: la primera la convocatoria de elecciones en Cataluña «de inmediato» y, la segunda, que el Gobierno de Pedro Sánchez «garantice el cumplimiento de la sentencia y el orden público» en esta Comunidad.

De hecho, los Mosssos se preparan para un estallido social de los sectores más radicales del independentismo. Una advertencia que ha lanzado el director político de la policía autonómica, Pere Ferrer.

El número tres de la consejería de Interior alerta que las manifestaciones pueden provocar graves disturbios y exige a los Mossos, tras suspenderles los permisos de vacaciones y horarios, blindar las vías del AVE y todas las comunicaciones que afecten al sector económico.

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado hoy la condena de un año y medio de inhabilitación impuesta al president de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, por un delito de desobediencia, lo que supone incapacitarlo para el cargo que actualmente ocupa.

Ratifica, tal y como sentenció en su día el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que desobedeció de forma «contumaz y obstinada» a la Junta Electoral Central (JEC) encargada de velar por la neutralidad de los poderes públicos en las elecciones

La ejecución de esta condena corresponde formalizarla ahora al tribunal que le juzgó por desobedecer a la Junta Electoral Central (JEC), que le ordenó retirar símbolos independentistas durante el periodo electoral de las elecciones del 28 de abril de 2019, que es el TSJC.

Durante la vista por el recurso interpuesto contra esta condena ante el Tribunal Supremo, celebrada el pasado 17 de septiembre, la Fiscalía solicitó la confirmación de la sentencia condenatoria mientras que la defensa del president argumentó, para pedir su absolución, que Torra fue tratado la JEC como «minoría nacional» por «tres palabras en una pancarta» que deberían enmarcarse en su libertad de expresión.

En la resolución dada a conocer este lunes, el alto tribunal destaca que Torra es libre de hacer las manifestaciones y actos que reflejen su identidad política, pero no de desobedecer al órgano constitucional encargado de la limpieza de los procesos electorales

Por ello, confirma la inhabilitación y también la multa de 30.000 euros que inicialmente se le impuso por un delito de desobediencia cometido por autoridad o funcionario público, al considerar que desobedeció de forma reiterada y contumaz las órdenes de la Junta Electoral Central para que retirase determinada simbología de edificios públicos dependientes de la Generalitat durante el proceso electoral, al estimar la Junta que vulneraban la neutralidad exigida a las administraciones públicas en esos procesos.

Lo último en España

Últimas noticias