Embarazo

Defectos del tubo neural, qué son y cómo prevenirlos

tubo neuronal
Qué son y como prevenir los defectos del tubo neuronal

Toda mujer que está embarazada o busca un embarazo lo sabe bien: el ácido fólico es muy importante y debe tomarse desde el momento en que se inician las relaciones sexuales encaminadas a tener un hijo. Pero, ¿para qué sirve el ácido fólico y por qué es tan recomendable su ingesta al menos durante todo el primer trimestre de gestación? Aquí está la respuesta: para la prevención de defectos del tubo neural del bebé. Una dolencia de la que te ofrecemos a continuación, todos los detalles.

Defectos del tubo neural

¿Cuáles son los defectos del tubo neural que tanto preocupan a los futuros padres y madres? Se trata de una serie de malformaciones congénitas provocadas por anomalías del desarrollo embrionario que se producen de forma temprana, es decir, dentro de los 28 días posteriores a la concepción. Por lo tanto, es fácil entender por qué el ácido fólico, que se ha demostrado que protege contra estas malformaciones, debe iniciarse incluso antes de concebir un hijo.

En la base de estos problemas hay defectos en el cierre del sistema nervioso central y de las estructuras conectadas a él, como la piel, los huesos del cráneo, las meninges. Dependiendo de si la piel sobre la lesión permanece intacta o no, se distinguen defectos del tubo neural que pueden ser «abiertos» o «cerrados». Estos últimos son generalmente menos severos.

En todo el mundo, aproximadamente 300 000 niños desarrollan defectos del tubo neural cada año. En España afecta a entre 8 y 10 de cada 10.000 recién nacidos. La forma más común y mejor conocida es la denominada espina bífida (o mielomeningocele), caracterizada por una exposición externa del tejido nervioso de la médula espinal y las meninges. Los síntomas de esta enfermedad pueden ser muy importantes, incluyendo parálisis de los miembros inferiores, incontinencia vesical, retraso psicomotor, deformidades esqueléticas.

Hay tres tipos diferentes de espina bífida, pero en cualquier caso sigue siendo un problema de no poca importancia.

Causas de los defectos del tubo neuronal

La causa de los defectos del tubo neural es multifactorial, es decir, depende de varios motivos, ambientales y hereditarios (aún no del todo conocidos). La exposición a algunas sustancias tóxicas (particularmente en países menos desarrollados), algunas patologías, algunos medicamentos que reducen la absorción de ácido fólico pueden ser factores predisponentes.

¿Cómo se diagnostican defectos del tubo neural?

La espina bífida se puede descubrir con una ecografía alrededor de la semana 14 o con una amniocentesis buscando alfafetoproteína en el líquido amniótico. Sin embargo, algunos defectos no se destacan durante el embarazo, sino solo después del parto, incluso después de algún tiempo. La intervención quirúrgica es posible después del nacimiento, mientras que las operaciones intrauterinas aún son raras y pioneras.

La prevención es, por tanto, la mejor arma que toda madre tiene para evitar los defectos del tubo neural. Y el ácido fólico, tomado de forma regular y constante, es una de las estrategias ganadoras porque puede reducir en un 70% el riesgo de tener estos problemas. Un porcentaje respetable.

Sin embargo, el ácido fólico presente en los alimentos no es suficiente para cubrir las necesidades de la madre y, en cualquier caso, la cocción de los alimentos destruye la mayor parte de la sustancia. Elegir un suplemento con la forma activa de ácido fólico es muy importante porque se toma por completo y soluciona el problema de la acumulación de metabolitos que se forman durante el proceso normal de metabolización del ácido fólico. Finalmente, la mejor absorción está garantizada por la formulación en comprimidos masticables.

Lo último en Bebés

Últimas noticias