Conjuntivitis en recién nacidos

conjuntivitis
La hinchazón de párpados es uno de los síntomas de la conjuntivitis en recién nacidos

Desde el primer momento que consigue tenerlo en brazos, un padre o una madre se preocupa por el bienestar de su hijo y, sobre todo, por su salud. Esta se puede ver perjudicada en cierto sentido nada más nacer y es que existe lo que se conoce como conjuntivitis en recién nacidos.

¿Quieres saber qué es y en qué consiste así como qué hacer ante ella? Sigue leyendo y lo descubrirás:

¿Qué es la conjuntivitis en recién nacidos y tipos?

Lo primero que hay que conocer es qué dicha patología, que también es conocida como conjuntivitis neonatal. Pues bien, hay que subrayar que se trata de un enrojecimiento de los ojos del bebé, que puede ser fruto de una infección, de una obstrucción del conducto lagrimal o de una irritación.

Según los síntomas que presente puede ser leve, grave o muy grave. En concreto, en ese último grupo se suelen encontrar las conjuntivitis producida por una infección. De la misma manera, no hay que pasar por alto que hay varios tipos de conjuntivitis:

  • Química. Esta tiene lugar cuando los ojos del recién nacido se irritan después de aplicársele algún tipo de gotas para evitar que se vea afectado por una infección. Apenas un día o día y medio es lo que dura esta conjuntivitis que puede traer consigo, además, un poco de hinchazón en la zona de los párpados.
  • Gonocócica. Se identifica porque el bebé es durante el parto cuando se ve afectado por las bacterias que responden al nombre de Neisseira gonorrhoeae. Puede presentarse en los días siguientes al parto y, además del enrojecimiento de los ojos y la hinchazón de los párpados, se manifiesta con la existencia de pus. En concreto, puede aparecer hasta cuatro días después del alumbramiento
  • Conjuntivitis producida por clamidia. Al igual que en el caso anterior, este tipo también suele aparecer durante el parto. Y es que en ese momento el recién nacido se verá dañado por las bacterias Chlamydia trachomatis. Pasados los cinco días del parto es cuando suele aparecer esta patología, que va unida a los mismos síntomas que la conjuntivitis gonocócica.
  • Conjuntivitis producida por otros virus o bacterias, diferentes a los ya mencionados. En estos casos los síntomas son iguales a los de la conjuntivitis por clamidia.
conjuntivitis
La hinchazón de párpados es un síntoma claro

Complicaciones

Los ya mencionados podemos decir que son los principales síntomas asociados a la conjuntivitis del recién nacido. No obstante, no hay que pasar por alto que, en ocasiones, esa se puede complicar. Si eso sucede pueden tener cabida situaciones realmente delicadas como son estas:

  • Inflamación del iris.
  • Un cuadro de neumonía.
  • Ceguera.
  • Perforación de lo que es la córnea.

Tratamiento de la conjuntivitis

Cuando se sospeche que el recién nacido sufre de conjuntivitis neonatal hay que llevarlo al médico para que este pueda realizar un diagnóstico certero. En este caso, hay que exponer que le examinará y le someterá a distintas pruebas para saber si es realmente lo que le sucede. En concreto, optará por llevar a cabo un examen oftalmológico, un cultivo de la pus que expulsa, en el caso de que la hubiera, y también la observación de una posible ulceración.

Si todos estos exámenes realizados dan positivo, el pediatra deberá proceder a establecer el tratamiento más adecuado a seguir. En este caso, hay que subrayar que tendrá en cuenta la causa para determinar el idóneo. Eso sí, lo habitual es que se opten por gotas, antibióticos e incluso soluciones salinas para mantener los ojos perfectamente limpios de secreciones.

Solo en el caso de conjuntivitis química no se necesitará ningún tratamiento pues, como hemos mencionado antes, en un día o día y medio desaparecerá por sí sola.

Otros datos de interés

Además de toda la información que hemos dado hasta el momento, merece la pena conocer otros aspectos interesantes al respecto, tales como estos:

  • Cuando el problema viene a ser debido a una obstrucción en el conducto lagrimal, es probable que, si al año no ha mejorado, se requiera tener que recurrir a la cirugía.
  • En los casos en los que la conjuntivitis afecta al bebé en el momento del parto es, entre otras cosas, porque sus ojos entran en contacto con los flujos vaginales contaminados de la madre. Y es que puede suceder que la madre no presente síntomas de ningún tipo y acabar transmitiéndole la patología al recién nacido.
  • Si se tiene una enfermedad de transmisión sexual y se está a punto de dar a luz, hay que comunicárselo al doctor para que tome las medidas necesarias en pro de conseguir que el bebé no se vea infectado por conjuntivitis.
Comentar

Últimas noticias