Salud

¿Cómo saber si mi hijo es intolerante al gluten?

¿Cómo saber si mi hijo es intolerante al gluten?
¿Es tu hijo celiaco?
0 Comentar

En los últimos años parece que se ha producido una mayor presencia en los medios de comunicación y en la sociedad en general de la celiaquía. Y es que no solo se diagnostica más sino que parece que, poco a poco, todos vamos tomando más conciencia de la misma, que requiere ser descubierta cuanto antes en pro del bienestar de quienes la tienen. Por eso, ahora queremos darte a conocer una serie de pautas que te pueden ayudar a saber si tu hijo, que es un niño aún, es intolerante al gluten o no cuando tengas ciertas dudas.

Toma nota de todo lo que te exponemos a continuación:

Síntomas en el comportamiento

¿Cómo saber si mi hijo es intolerante al gluten?

Aunque quizás no sea demasiado conocido, hay que tener claro que existen ciertas señales a nivel de comportamiento que pueden indicar que un pequeño presenta la intolerancia que nos ocupa. En concreto, esas “advertencias” son desde cambios repentinos de estado de ánimo o de humor hasta constante irritabilidad pasando por hiperactividad e incluso por una notable apatía.

De la misma manera, no hay que olvidar que también se puede dar el caso de que el menor se encuentra permanentemente cansado o que esté triste.

Síntomas relacionados con la digestión

¿Cómo saber si mi hijo es intolerante al gluten?

Quizás las señales más significativas que nos pueden indicar que un niño es intolerante al gluten son las que tienen que ver con el sistema digestivo. En concreto, nos estamos refiriendo a algunas como estas:

  • El menor cuenta, de manera habitual, con hinchazón de vientre.
  • En numerosas ocasiones tiene que hacerle frente a náuseas que acaban finalmente en vómitos.
  • De la misma manera, hay que fijarse en sus heces. Y es que estas pueden ser, además de muy malolientes, bastante blanquecinas.
  • Asimismo no podemos pasar por alto que también los doctores indican que otros síntomas de intolerancia al gluten son tanto un cuadro de estreñimiento habitual como incluso todo lo contrario, diarrea frecuente.
  • No hay que olvidar que el menor también puede quejarse de que tiene muchos gases.
  • En otras ocasiones, manifiesta que, con cierta frecuencia, sufre calambres abdominales.

Señales a nivel de crecimiento

¿Cómo saber si mi hijo es intolerante al gluten?

Dentro del conjunto de síntomas que vienen a dejar patente la intolerancia que nos ocupa en un niño, no podemos pasar por alto otros que afectan a lo que es el crecimiento del menor en cuestión. En este caso concreto los médicos indican que lo que sucede es que ese pequeño puede tener una estatura menor que los compañeros de clase de su misma edad e incluso un peso más bajo. Y eso a pesar de que se alimente de manera sana, completa y equilibrada.

¿Cuáles son las pruebas para detectar la intolerancia al gluten?

Si has visto en tu hijo una o varias de las señales que te hemos indicado, llega el momento de que lleves al mismo al médico para que pueda diagnosticarle la intolerancia al gluten si es que la tiene. En ese caso, ten presente que lo habitual es que la misma se descubra realizándole al menor un análisis de sangre. Y es que este permitirá saber si hay presencia de lo que se da en llamar anticuerpos de Antitransglutaminasa tisular.

No obstante, cuando esa prueba no se considere concluyente se puede optar por someterle también a una biopsia duodenal y, algunos casos muy puntuales, a ciertas pruebas genéticas.

Más aspectos sobre la intolerancia al gluten

¿Cómo saber si mi hijo es intolerante al gluten?

Si importantes son todos los datos que te hemos dado a conocer hasta el momento, ten presentes otros que también lo son como estos:

  • Lo habitual es que la intolerancia se presente en los niños antes de que cumplan los 5 años de edad.
  • Intolerancia a la lactosa, sangrados nasales o picores en la piel son otras maneras de intuir que el pequeño sufre la situación que ahora estamos abordando. Y eso sin pasar por alto también defectos en el esmalte dental, problemas en la coagulación de la sangre, dislexia o ciertos problemas en los dientes.
  • Cuando se trata de adolescentes, la intolerancia al gluten se puede presentar con más síntomas tales como dolores de cabeza e incluso con un notable retraso en la llegada de la menstruación en las jóvenes. Por el contrario, las señales en adultos más frecuentes son dolores en las articulaciones, problemas de fertilidad, depresiones, osteoporosis e incluso ansiedad.
  • Es importante que si se tienen sospechas de que el pequeño pueda tener esta intolerancia se lleve al médico. Con esto a lo que nos referimos es a que los padres no decidan por su cuenta tomar medidas ya que eso puede ser realmente perjudicial. Para muestra, el caso del bebé que fallecía recientemente porque sus progenitores, al creer que era intolerante a la lactosa y al gluten, le impusieron una dieta que le provocó malnutrición y el posterior fallecimiento.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias