Salud

¿Qué hacer si a mi hijo le pica una medusa?

Cómo tratar una picadura de medusa

Cuando llega el verano, porque se está más al aire libre y disfrutando del mar y de piscinas, hay que poner especial atención a la salud de los niños. ¿Por qué? Porque estos pueden sufrir las picaduras de insectos y también, en la playas, las de una medusa.

Precisamente ahora queremos darte una serie de datos de interés que te pueden servir para hacerle frente a la situación de que tu hijo se convierta en víctima de ese animal marino. ¿Preparado para tomar nota?

La medusa

Como aguamala o aguaviva se conoce también a este animal marino de cuerpo gelatinoso que tiene forma de campana y que se cree que apareció hace más de 500 millones de años. De manera periódica se producen plagas de medusas, provocando que sean numerosas las personas que se ven perjudicadas ya que sufren picaduras de esas. Unas picaduras que no son graves, pero que sí generan molestias y provocan un férreo ardor en la zona afectada.

Síntomas de la picadura de la medusa

Si te encuentras con tu hijo en la playa, lo primero que querrás tener claro cuando se queje de que algo le ha picado es de que ha sido una medusa. Para certificarlo, deberás fijarte bien en que presente las señales típicas de una picadura de ese animal:

  • Un enrojecimiento severo de la zona en concreto e incluso una notable inflamación.
  • En ocasiones, puede presentarse un leve sangrado.
  • Sensación fuerte de picor.
  • Dolor de variada intensidad.

¿Qué hacer en caso de picadura de medusa?

¿Qué hacer si a mi hijo le pica una medusa?

Si después de ver la picadura a fondo certificas que la responsable ha sido una medusa, debes tomar ciertas medidas al respecto. ¿Cuáles? En el caso de que haya un puesto de socorrismo, no dudes en llevar al pequeño hasta allí para que los profesionales sanitarios existentes pueden tratarle adecuadamente.

En el caso de que os encontréis en una zona donde no hay zona habilitada con sanitarios, puedes tomar ciertas medidas como son estas:

  • Lo primero es limpiar la picadura a fondo y para eso hay que recurrir al empleo de suero fisiológico. No obstante, casi con toda probabilidad no lo tendrás a mano, así que será suficiente con hacer uso de agua salada. Y decimos salada, nunca dulce porque esta podría empeorar la picadura.
  • El siguiente paso consistirá en colocar hielo, envuelto en un paño y jamás directamente sobre la piel, en la zona afectada. Habrá que mantenerlo así entre quince y veinte minutos aproximadamente.
  • Si se tuviera a mano un antihistamínico o un analgésico para niños se le podrá dar al menor para aliviar las molestias y el dolor en general.
  • En el caso de que se viera que una parte del tentáculo de la medusa ha quedado adherida a la piel habría que quitarla. Eso sí, ojo, jamás se deberá hacer eso directamente con la mano sino con unas pinzas u objeto similar.
  • Asimismo es importante que se evite que el pequeño se rasque la picadura porque eso podría infectarla y empeorarla, por tanto.

Otros datos de interés

Además de todo lo expuesto hasta el momento, es importante que conozcas otra serie de aspectos relevantes relacionados con las picaduras de medusas, tales como estos:

  • Si después de un tiempo prudencial, el estado del niño no mejora, es recomendable acudir al centro de salud u hospital más cercano. Y es que podría presentar algún tipo de alergia o reacción más grave que requiera atención especializada. En concreto, hay casos de personas que al estar en contacto con el veneno de ese animal sufren desde dificultades para respirar hasta un shock anafiláctico.
  • En pocas horas se considera que disminuyen las consecuencias de la picadura. No obstante, es recomendable que cuando se regrese a casa o al día siguiente se lleve el niño al pediatra para que le vea el estado de la picadura y pueda incluso recetarle algún tipo de medicamento, como alguna crema o pomada específica.
  • Además de todo lo expuesto, es importante que cuando se vaya a ir con los niños a la playa se obtenga información previa respecto a si está sufriendo algún tipo de plaga de medusas o no.
  • En el caso de que estando en la playa se vean medusas, hay que salir con los pequeños del agua y tener claro que, bajo ningún concepto, hay que tocarlas. Y es que al hacerlo estas reaccionarían defendiéndose y expulsando ese veneno que genera la picadura.

Síguenos en Facebook y podrás conocer más recomendaciones que te serán muy útiles para poder disfrutar este verano con tus hijos en playas y piscinas. Son medidas en pro de su seguridad y su salud.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias