Ropa y complementos

Cómo elegir el sujetador de lactancia

0 Comentar

Igual que durante el embarazo hay que comprar ropa premamá para poder lucir cómoda y para vestir adecuada a la temporada y al aumento de peso que se ha experimentado, también es importante que se haga lo propio una vez que se ha dado a luz. Es decir, que después del parto, es imprescindible seleccionar muy bien el tipo de prendas que se van a llevar en pro de esa citada confortabilidad fundamentalmente.

En el caso de que se le vaya a dar el pecho al niño es imprescindible disponer de varios sujetadores de lactancia, que faciliten notablemente esa acción y que, por supuesto, permitan sentirse bien y con el pecho protegido.

Si tú te encuentras ahora en esa tesitura, te recomendamos que sigas leyendo. A continuación te vamos a dar una serie de consejos que te van a ayudar de manera considerable a elegir el modelo más adecuado:

1-La compra después de dar a luz

Hay muchas mujeres que cuando están en pleno embarazo toman la decisión de proceder a comprarse el sujetador de lactancia, como una manera de estar preparadas ya con tiempo. Sin embargo, tenemos que decir que esa opción no es la más recomendable. ¿Por qué? Porque aún no saben qué talla de pecho les quedará después de alumbrar a sus hijos, no pueden saber si sus senos estarán más o menos sensibles…

Por eso, lo ideal es esperar a que nazca el niño y en ese momento acudir a la mercería o corsetería de confianza para adquirir esta prenda íntima.

2-Tirantes que ofrezcan sujeción

Sin lugar a dudas, uno de los factores más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de comprar un sujetador de lactancia es que sus tirantes sean anchos y ofrezcan la sujeción necesaria. El pecho estará más sensible, habrá aumentado de volumen y necesitará encontrarse sujeto para así no sufrir ciertas molestias.

De la misma manera, es recomendable que dichos tirantes se pueden ajustar para así colocarlos a la altura que en cada momento resulte más idónea.

sujetador-3

3-Nada de aros

Otra de las recomendaciones más habituales que los expertos en ropa interior de lactancia dan a conocer a las recién estrenadas mamás es que opten por un sujetador que no tenga aros. ¿Por qué? Porque así se sentirán más cómodas y notarán que su pecho goza de mayor confortabilidad. Y es que si los tiene puede ocurrir que resulten molestos en determinados momentos y situaciones como cuando, por ejemplo, suba mucho la leche.

De la misma manera, también es aconsejable que, a ser posible, esa prenda tampoco tenga costuras por idéntico motivo.

4-Sistema de apertura frontal

Una de las señas de identidad básicas que debe tener el sujetador de lactancia que se compre es que disponga de un sistema de apertura frontal. ¿Por qué? Porque de esta manera se facilitará notablemente a la mujer el darle el pecho a su hijo. Y es que así no tendrá que quitarse aquel por completo sino que simplemente será suficiente con que se lo desabroche en la zona delantera.

sujetador-2

5-Comodidad

Por supuesto, otro aspecto en el que siempre hay que fijarse a la hora de adquirir el artículo que nos ocupa es que resulte cómodo. Esta es la máxima fundamental que hay que tener en consideración porque es la manera de que la mujer pueda hacerle frente de la mejor forma a un proceso, el de la lactancia, en el que puede tener los senos especialmente sensibles y con molestias.

Otras recomendaciones

Los que hemos dado a conocer hasta el momento son los mejores consejos que se dan a las mujeres a la hora de adquirir su sujetador de lactancia. No obstante, hay otros que también merece la pena tener en cuenta, tales como estos:

  • A ser posible, que el material del mismo sea de algodón, para que así la piel no se pueda ver resentida en ningún momento.

  • Es relevante también que sea en cierta medida elástico, para que de esta forma pueda ir adaptándose a los cambios que experimentarán los senos durante esa etapa de postparto.

  • No menos relevante es que se aconseja que sea transpirable.

  • En el caso de que se tenga claro que se necesita un sujetador de este tipo con aros, hay que optar por uno de los muchos modelos que existen en el mercado que tienen aros realizados con mucha elasticidad. Así se conseguirá que causen las menos molestias posibles.

  • Tener en cuenta siempre la relación calidad-precio. En este momento en el que el pecho, que será la fuente de alimentación del bebé, está tan sensible se hace necesario comprar una prenda que se adapte al bolsillo, como es lógico, pero, sobre todo, que ofrezca calidad, confortabilidad y comodidad a los senos. En este caso, hay que primar el bienestar de la mujer al coste económico.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias