Adriana Abenia en “Los Televisivos 4G”: “Así nos va" me cortó más las alas que “Sálvame”

Adriana Abenia en “Los Televisivos 4G”: “Así nos va" me cortó más las alas que “Sálvame”
adriana abenia ricky garcia televisivos 4g radio 4g yotele 2

La popular presentadora estuvo en los estudios de Radio 4G para conversar en directo con Ricky García y el equipo formado por Edu Navas (Yotele), David Fraile (Lacajadmusica.org) y Laura Henríquez (Vertele), en el programa de radio en el que se habla de tele.

Escucha el programa

ROBERTO JIMÉNEZ
@RoberJotaG

Con la excusa de repasar su trayectoria en televisión, Adriana Abenia concedió una entrevista al programa “Los Televisivos 4G”, que dirige y presenta Ricky García todos los viernes en Radio 4G entre las 17 y las 19 horas. La presentadora derrochó simpatía y recordó sus mejores momentos con sorpresas como la llamada de Marina Danko, amiga y compañera en “¡Mira quién baila!”.

Tu primera incursión en la tele nacional fue “Fresa ácida”, en Telecinco. ¿Cómo fue tu experiencia en aquel programa?

Llevaba dos meses en la televisión de Aragón y me presenté a un cásting de La fábrica de la tele, en el que finalmente me cogieron. Yo no tenía ni idea de leer un Autocúe, pero fue divertido. Duró poco, pero fue lo que hizo que luego entrara en “Sálvame”.

Gracias a “Sálvame” te diste a conocer al gran público. ¿Qué recuerdo guardas?

Muy bueno. Lo enfoqué de una manera diferente a lo que se esperaba de mí. Decidí crearme un personaje para protegerme porque es cierto que al principio estaba acojonada. De hecho, el primer día tenía la cara descompuesta porque era un programa sin guión, en el que no sabes lo que puede suceder… Pero me dejaron hacer lo que me dio la gana y me fue muy bien.

“Sálvame”, para lo bueno y para lo malo, ha marcado un antes y un después en la televisión…

Es cierto, ha roto moldes. A la gente le sorprendía al comienzo que comieran, que se desplazaran por otras partes del plató o del edificio sin avisar y esas cosas son las que lo han hecho único. Pero yo soy de las que piensa que en la televisión al igual que en la vida hay que despertar algo en el espectador, ya sea amor u odio, pero algo, no resultar indiferente.

¿En algún momento tuviste miedo de que te metieran en alguna polémica o que te sacaran con tu novio?

A mí siempre me ha importado bien poco lo que la gente piense de mí. Me importa lo que opine la gente cercana sobre lo que hago… Aun así me dejo llevar por mi instinto y yo sentía que estaba haciendo las cosas de manera respetuosa, educada y sin meterme con nadie. En cuanto a mi novio, al principio me costó creer que yo podía interesar pero al final fue una etapa divertida y se portaron genial conmigo.

En los reportajes que hacías en “Sálvame” se notaba que te lo pasabas muy bien

Me lo pasaba genial. Me acompañaba un cámara más joven y si yo no tenía dos dedos de frente, el menos todavía. Nos pasó de todo, hasta un día nos paró la guardia civil en medio de la carretera. Y pienso en lo que hacía y digo “no sé como no me mandaron más veces a la mierda” (risas).

Tus encuentros con los políticos han sido muy recordados. Uno de ellos es cuando te encontraste con Mariano Rajoy antes de ser presidente…

En mi primer reportaje me encontré con Rajoy, que salía de Casa Manolo de comer tortilla de patata y yo iba sin el cubilete de “Sálvame”. Creo que por eso me atendió. Ahora lo pienso y creo que he contribuido al cambio de gobierno (Risas). Y a Letizia Ortiz también la hice un lavado de imagen. Cuando vi que en el besamanos de la coronación estaban Mariló Montero, varios toreros y demás gente, pensé que ahí tendría que estar yo (Risas).

Con los nuevos Reyes has tenido muchos encuentros, pero el más recordado es uno en el que se dirigieron a ti. ¿Cómo te sentiste? 

Surgió de una forma muy absurda. Me mandaron a Santiago de Compostela con un cámara diferente al que siempre me acompañaba y cuando estábamos conduciendo nos encontramos a Felipe y Letizia cuando fueron a hacer el camino de Santiago. Yo toda chula bajé la ventanilla y les grité “¿qué pasa príncipes os pesa el culo?”. Y al final entre unas cosas y otras, me respondían.

¿Volverías a Sálvame?

En la vida hay que ir quemando etapas. En ese momento me divertí muchísimo, aprendí, me metían caña pero estuvo muy bien, aunque terminé mal. Mi madre me decía “hija desaparece y oxigénate un poco y luego si quieres vuelves”. Es un programa que veo y me gusta ver porque te lo pasas bien y a veces pienso cómo puede Jorge hacer esas 4 horas de directo. Reconozco que me encanta el humor absurdo de La fábrica de la tele, pero es una etapa pasada.

Tras un tiempo de desconexión pasaste a “Sálvame Deluxe”. ¿Cómo es tu relación actual con la productora? 

Lo del “Deluxe” no fue idea mía, pero lo hice. Mi relación con la gente de La fábrica es muy buena. Sigo hablando con los productores y con gente que trabaja en ella. Les tengo mucho cariño.

Te has convertido en un personaje popular, casi imprescindible en los photocalls…

No soy mucho de ir a saraos, pero creo que es importante dejarse ver y demostrar que sigues ahí. Lo de las fotos y tal es algo intrínseco a salir por la tele. El día que no me sigan o no me hagan fotos es que no interesaré. Además no me puedo quejar, porque siempre me han tratado genial.

Tu nombre aparece en las quinielas a ser la quinta presentadora de “Hable con ellas”. ¿Eres tú?

He visto en varios medios que sale mi nombre, pero no, yo no soy la quinta.

¿Te lo han ofrecido?

No se ha valorado. Me encanta ver el programa cuando puedo y me da pena no ser la quinta (Risas).

Tras tu etapa en Telecinco fichaste por “Así nos va” en laSexta, ¿Cómo viviste aquella época?

Fue muy divertido, pero yo venía muy salvaje de “Sálvame” y aquí tenía que ceñirme a un guión, leer un autocúe y no estaba tan acostumbrada. Cuando me salía un poco de lo acordado oía a los directores que me llamaban la atención. En “Así nos vas” me cortaron más las alas que en Telecinco…

¿Prefieres entonces un programa donde no tengas guión?

Hay que adaptarse y hacer de todo, pero yo me veo mejor improvisando.

¿Qué recuerdo guardas de tu etapa en Aragón TV?

Genial. Cuando regreso a mi tierra estoy feliz y la gente me quiere mucho. Creo que a veces me expreso como una abuela y por eso contacto tanto con la gente de un sector más mayor. Y que voy a decir de mi Aragón, que lo tiene todo. Por eso siempre procuro compaginar la televisión nacional con mi autonómica.

A nivel nacional, te vimos por última vez de manera continua en “¡Mira quién baila!”.

Me lo pasé genial. Hay programas que destilan buen rollo pero luego, detrás de las cámaras, la realidad es bien distinta. En el caso de “¡Mira quién baila!” éramos una auténtica familia, nos divertíamos muchísimo. Todos, sin excepción, eran maravillosos: El equipo de TVE, el de Gestmusic, Jaime Cantizano…

¿Qué te gustaría hacer ahora?

Quiero hacer jabones (Risas). En realidad, de momento no hay nada completamente cerrado. Hay que esperar, pero me gustaría hacer ficción. Me pongo mentol en los ojos y lloro que no veas… (Risas)

Marina Danko sorprendió a Adriana Abenia por teléfono desde Miami

En mitad de la entrevista, Adriana Abenia recibió la llamada sorpresa desde Miami de Marina Danko, su compañera en “¡Mira quién baila!”: “Es una loca maravillosa que irradia energía y que bailaba genial”, dijo la diseñadora de joyas.

“Tenemos pendiente cantar juntas. No estaría mal ir a “Tu cara me suena”. Un día intentamos las dos coger los micrófonos de la orquesta de “¡Mira quién baila!”para cantar algo, pero no nos dejaron”, comentó entre risas Marina Danko.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias