Cultura

Peregrinación navideña a los santuarios cristianos

Peregrinación navideña a los santuarios cristianos
0 Comentar

La Navidad es un tiempo de reencuentros familiares y de viajes. Pero, aunque muchas veces se nos olvida, también es una de las épocas más importantes del año para los creyentes. Porque el 25 de diciembre celebran que ha nacido Jesucristo y ellos también aprovechan estas fechas para visitar los santuarios cristianos que hay repartidos a lo largo del mundo.

En TourAffinity ya os hemos recomendado numerosos destinos para visitar esta Navidad, así que ahora le toca el turno a los fieles para que descubran algunos lugares populares de su religión. ¿A qué santuarios cristianos se puede viajar en estas fechas para celebrar una Navidad diferente y más intensa? Apunta nuestras dos opciones: Ciudad del Vaticano y Belén.

Peregrinación navideña a Ciudad del Vaticano

En Italia se encuentra la Santa Sede. Ciudad del Vaticano es el punto central del cristianismo. Sede oficial del Papa Francisco, tiene estos días una ajetreada agenda de actividades navideñas. Son muchos los fieles que viajan estos días a Ciudad del Vaticano para vivir en primera persona momentos tan especiales como el Ángelus. Se trata de una oración católica diaria que se realiza en recuerdo de la Anunciación y Encarnación del Verbo. En diciembre, todos los domingos el Papa se asoma al balcón de la Plaza de San Pedro para realizar esta oración, que culmina dando su bendición a todos los presentes. El Ángelus es momento muy emocionante para los creyentes, pues además de la bendición tienen la oportunidad de ver en persona al Papa.

El día 25 de diciembre a las 12 horas el Papa vuelve a salir al balcón de su residencia oficial en la Plaza de San Pedro para la Bendición Urbi et Orbi (sólo se realiza dos veces al año: en Navidad y el Domingo de Pascua). Esta bendición otorga a los fieles católicos la remisión por las penas debidas por pecados ya perdonados, es decir, confiere una indulgencia plenaria bajo las condiciones de haberse confesado y comulgado, y no haber caído en pecado mortal. Es un evento que televisan en directo las principales cadenas de todo el mundo y en el que el Papa saluda a los fieles en las principales lenguas.

En cuanto a las celebraciones litúrgicas especiales de estas fechas, hay dos citas a tener en cuenta en tu calendario. El miércoles 24 de diciembre tiene lugar en la Basílica Vaticana la tradicional Misa del Gallo, también conocida como Santa Misa en la Solemnidad de la Natividad del Señor. La otra cita es el 31 de diciembre cuando, también en la Basílica Vaticana, se celebran las Primeras Vísperas de acción de gracias por el año transcurrido. Para poder presenciar estas misas hay que acudir personalmente los días anteriores a la Prefectura de la Casa Pontificia, en la Ciudad del Vaticano.

Beautiful📷

A photo posted by Liam (@liammcgeath) on

Peregrinación navideña a Belén

El otro de los santuarios cristianos de los que te vamos a hablar es Belén. Tanto San Mateo (2,1) como San Lucas (2, 1-20) hablan en la Biblia de que el nacimiento de Jesús tuvo lugar en Belén de Judá, una ciudad palestina que encontramos en la región conocida como Cisjordania, situada a unos 9 kilómetros al sur de Jerusalén y enclavada en los montes de Judea. Para los cristianos, Belén es una ciudad importante por dos motivos: porque se es el lugar de nacimiento y de coronación del rey David, elegido por Dios y ungido por el profeta Samuel; y porque Jesús de Nazaret también llegó al mundo allí tal y como anunciaban las profecías mesiánicas.

El turismo es el principal motor de Belén, una ciudad que como anécdota te diremos que está hermanada con la localidad madrileña de Leganés. Se estima que más del 25% de la población activa trabaja directa o indirectamente en este sector, que representa aproximadamente el 65% de la economía de Belén.

Uno de los principales atractivos turísticos de Belén es la Basílica de la Natividad, lugar de peregrinación de los peregrinos cristianos. La encontrarás en el centro de la ciudad, en una parte de la plaza Manger, y fue construida sobre una gruta o cueva donde se supone que nació el niño Jesús.

La Navidad es la época de mayor apogeo de Belén, puesto que son muchos los cristianos que quieren celebrar estas fechas allí. Los visitantes pueden disfrutar de varias procesiones navideñas. La mayoría de ellas pasan por la Plaza del Pesebre, situada junto a la Basílica de la Navidad. Las celebraciones religiosas, por su parte, se ofician en la Santa Iglesia de Catalina.

“Pero tú, Belén de EFrata, pequeña entre las familias de Judá, de ti saldrá el que ha de ser jefe en Israel, y cuyo origen es antiguo, inmemorial,… y se afirmará y apacentará con la fortaleza de Yahvé, con la majestad del nombre de su Dios; y habrá seguridad, porque su prestigio se extenderá hasta los confines de la tierra”. (Miqueas 5, 2-4)

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias