Una mujer mayor y sola en un banco: la escultura hiperrealista que remueve conciencias en Bilbao

Una mujer mayor, sentada sola en un banco, cabizbaja y mirando cómo pasa el tiempo en un reloj de bolsillo. Así es la escultura hiperrealista que se ha instalado en un banco de Bilbao y que hace reflexionar sobre la soledad que sienten muchas de las personas mayores. Es una imagen desoladora que no deja a nadie indiferente.

La cifra de ancianos, mayores de 65 años,  crece sin parar desde el 1998. El récord se registró el año pasado, con 8.908.151 de personas de 65 años o más empadronadas. Según el Instituto Nacional de Estadística, el 43,1% de las personas que viven solas superan los 65 años. 

La escultura remueve los sentimientos de todo aquel que pasa por su lado. Hay quien se preocupa por la misteriosa anciana con evidente cara de tristeza. Muchos incluso llegan a hacer el amago de llamar a las autoridades para ver si pueden ayudar a esa señora que, evidentemente, tiene algún problema. Muchos vecinos de Bilbao se han acercado a ver la escultura: "Te dan ganas de preguntarle si está bien" declara una mujer sorprendida tras comprobar que no es más que una escultura.

"Impresiona mucho, yo tengo un nudo en el estómago", decía otra mujer. Y los remordimientos salían a la luz al contemplar la desoladora imagen de la anciana: "Todo lo que nos pueden compartir y los dejamos solos".

Este problema de la soledad de los ancianos se puede empezar a paliar mediante diversas iniciativas que llevan a cabo organizaciones dedicadas a la tercera edad. Es el caso de los eventos que organiza la ONG Grandes Amigos, donde los ancianos y los voluntarios que colaboran pueden conocerse y establecer vínculos.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias