Primer equipo

Al Real Madrid le han birlado 11 puntos en esta Liga

carvajal-marcelo-ramos-protestan-hernandez-hernandez-clasico
Carvajal, Marcelo y Ramos protestan a Hernández Hernández en el Clásico. (EFE)
Comentar

El dopaje arbitral del Barcelona en todas las competiciones es más que evidente. Su eterno enemigo, el Real Madrid, es el principal damnificado en la Liga de estas ayudas que han provocado que estén empatados a puntos en lo más alto de la clasificación a falta de cinco jornadas -seis en el caso de los blancos- tras la polémica derrota en el Clásico (2-3).

Y es que si el fútbol supiera de justicia, el conjunto azulgrana tendría nueve unidades menos y su homólogo madridista, 11 más. De este modo, el balance total sería de más 20 -con 18 como mucho en juego- habiendo sido además perjudicado en los dos enfrentamientos directos en el torneo doméstico de esta temporada.

En la primera vuelta empezaron los robos flagrantes. El equipo merengue empató en la primera vuelta ante Villarreal, Las Palmas y Eibar, pero si los árbitros hubieran hecho su trabajo correctamente podría haber ganado los tres partidos -empataron todos- sumando seis puntos más. Ante el Submarino Amarillo, Benzema fue objeto de penalti en el minuto 74. González González -que dobla su apellido como la bestia negra de este domingo, Hernández Hernández- no pitó nada cuando la zancadilla de Víctor Ruiz fue clara.

Frente a Las Palmas, lo que algunos empezaron a denominar fiebre amarilla por los colores que vestían sus rivales, el trencilla volvía a ser el protagonista -curiosamente con una de sus vestimentas igual o parecida. Estrada Fernández no señaló tampoco una pena máxima sobre Cristiano en el minuto 12 por obstrucción de Míchel Macedo.

El tercero en cuestión iba a ser Martínez Munuera, que por último no hizo sonar su silbato después de unas manos claras del eibarrés Dani García a la salida de un córner en el minuto 52, impidiendo entonces aumentar la ventaja respecto al Barcelona.

El Clásico de siempre

El Real Madrid se dejó en el Camp Nou dos puntos que unen a los otros seis que había perdido anteriormente porque a Clos Gómez no le apeteció pitar un arrollamiento de Mascherano a Lucas Vázquez, y sí en cambio conceder el gol del Barcelona, obra de Luis Suárez, en claro fuera de fuego.

Ocho unidades a los que hay que sumar uno más que mereció ante el Valencia, pues Mangala cometió un penalti claro sobre otra vez Cristiano que no fue considerado como punible, más las otras dos que les birló Fernández Borbalán también ante Las Palmas ya que anuló un gol legal a Morata y señaló una pena máxima inexistente de Ramos.

11 en total ya que volvió a dejarle sin dos en el Clásico de este domingo el ya citado árbitro. A estos ya están restados los dos que les dieron en la victoria al Málaga ya que uno de los goles del capitán madridista fue en posición adelantada (2-1).

Últimas noticias