Primer equipo

CLÁSICO: REAL MADRID VS BARCELONA

El Barça no presenta el recurso por Neymar a tiempo y el TAD da por hecho que no estará en el Clásico

Neymar
Neymar mira al cielo en Anoeta. (AFP)
Comentar

El Barcelona está forzando todo lo posible para intentar conseguir que Neymar esté en el Clásico. El TAD inició su reunión de este viernes sin haber recibido el recurso del club azulgrana, después de que el Comité de Apelación confirmase la sanción de tres partidos al delantero brasileño.

Fue el propio presidente del Tribunal Administrativo del Deporte, Enrique Arnaldo, a eso de las 15:00 horas el que comunicó que no pudieron estudiar el caso de Neymar, puesto que no había llegado “ningún recurso”. “Ya hemos terminado la reunión y nadie ha pedido la cautelar”, añadió.

Además, Enrique Arnaldo ha asegurado que en el caso de que el recurso llegue más tarde no se plantean reunirse de urgencia descartando así la presencia del brasileño en el Clásico: “Nos reunimos siempre los viernes. Nunca nos hemos vuelto a reunir por la tarde. Nos vamos”.

Lo sucedido llama la atención, después de que el Barcelona, a través de un comunicado oficial, anunciase que tenía previsto recurrir: “Una vez que el Comité de Apelación ha desestimado el recurso del Barcelona para la sanción de tres partidos que vio Neymar Jr, el Club recurrirá la decisión al Tribunal de Arbitraje del Deporte”.

La estrategia del Barcelona podría tener dos lecturas: por un lado podría intentar forzar una reunión urgente del TAD este sábado, algo que ya ha descartado su presidente, o podría intentar aplazar la decisión a la próxima semana. Con ello intentaría alegar que de no haberse producido una reunión para estudiar el recurso se le debería permitir a Neymar jugar el partido del Santiago Bernabéu.

La sanción de tres partidos se debe por un lado a la expulsión de Neymar por ver dos tarjetas amarillas, que acarrea un duelo de sanción, más otros dos por los aplausos del brasileño al estamento arbitral tras su expulsión.

El acta del árbitro, Gil Manzano, recogió las dos amarillas al blaugrana por “no respetar la distancia reglamentaria en la ejecución de una falta, tras ser advertido previamente” y por “derribar a un contrario en la disputa de un balón” y la indisciplina que conllevó una sanción mayor “tras ser expulsado y cuando iba a entrar en el túnel de vestuarios, se dirigió al cuarto árbitro aplaudiéndole”.

 

Últimas noticias