Modernos, preparados y con tirón

Modernos, preparados y con tirón

Por fin, tras varias semanas de quinielas, el PP ha despejado la incógnita y ha anunciado que Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida serán los nombres que darán la batalla en Madrid en las próximas elecciones autonómicas y municipales de mayo. Eso sí, cada uno de ellos tendrá que acometer contiendas distintas: conservar los 24 años de Gobierno regional y arrebatar el Ayuntamiento a Manuela Carmena, respectivamente.

Pablo Casado ha apostado por gente de su entera confianza y absolutamente leal a su proyecto político. De hecho, el líder popular obtuvo el apoyo de ambos dirigentes madrileños cuando se disputaba la presidencia del PP con María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría. Martínez-Almeida lleva cuatro años haciendo una férrea oposición a los disparates políticos de Ahora Madrid –la marca blanca de Podemos– y Díaz Ayuso, conocida en la región por sus labores de viceconsejera de Justicia, ha despuntado como un valor en alza en las últimas semanas. La madrileña –que conoce a Casado desde los 20 años y “siempre he sido de Pablo”, según afirma– ha sido una de las mejores embajadoras del discurso sin complejos del PP: ha criticado sin pátina de buenismo la dictadura feminista y ha defendido con ahínco la unidad de España frente a las pretensiones de los golpistas catalanes.

Tanto Díaz Ayuso como Martínez-Almeida cuentan, no sólo con el beneplácito del Comité Ejecutivo Nacional, sino que también poseen una amplia formación y una dilatada experiencia en el funcionamiento de la política de Madrid. Y, además, también cuentan con un plus del que la vieja guardia suele carecer: comprenden los nuevos lenguajes políticos basados en las redes sociales para acercarse al votante más joven sin traicionar el ideario tradicional del PP. Una estrategia con la que Casado conseguirá matar dos pájaros de un tiro: aumentar el espectro de votantes y, de paso, preservar al elector de siempre. Madrid, que siempre ha sido un territorio dominado por los populares, necesitaba de unos nuevos candidatos con tirón que hicieran brillar las siglas del nuevo PP, ese PP por el que Casado está trabajando de manera incansable desde que llegó a Génova 13 para suceder a Mariano Rajoy.

Últimas noticias