Escándalo en el gobierno cántabro

Dos sicarios amenazaron al alto cargo de Revilla por quedarse con una mordida de 60.000 €

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla
Comentar

El alto cargo del gobierno de Miguel Ángel Revilla que pactó una comisión de un millón de euros por amañar un concurso, Vicente Peña denunció que dos sicarios le amenazaron a punta de pistola por quedarse una mordida de 60.000 euros. Se trata de una cantidad de dinero que Peña cobró como adelanto por amañar la adjudicación de las obras de la Universidad de Comillas.

En la denuncia, el alto cargo del gobierno de Revilla relató que dos hombres de unos treinta años de edad y acento sudamericano se presentaron en su despacho. Los individuos se identificaron como  empleados de una empresa de cobros de Madrid y aseguraron que se les había encargado recuperar la mordida de 60.000 euros. La denuncia está fechada en febrero de 2011 y fue registrada en el puesto de la Guardia Civil del municipio cántabro de Santa María de Cayón.

Tal y como ayer publicó OKDIARIO, Peña firmó un contrato de intermediación en el que pactó una comisión de un millón de euros a cambio de amañar el concurso público de la adjudicación de las obras de rehabilitación del antiguo edificio de la Universidad de Comillas, en favor de la empresa Perfiles y Derivados-Inox SL. Finalmente el amaño no fructiferó pero sin embargo, Peña se quedó con 60.000 euros que se le entregó en concepto de adelanto por sus gestiones.

Le pusieron una pistola en la cabeza

Los sicarios le mostraron al alto cargo del gobierno de Revilla una copia del contrato de intermediación. En ese momento, Peña (ex jefe de gabinete del consejero López Marcano) reconoció su firma en el documento pero negó -siendo verdad- haber cobrado nada y por lo tanto, deber ninguna cantidad de dinero. Fue entonces cuando uno de los sicarios sacó un arma de fuego, se la puso en la cabeza, le puso de rodillas y amenazó con matarle.

“El declarante se levanta y les conmina a abandonar el despacho, momento en el cual el otro individuo saca de su cazadora una pistola obligando al declarante a ponerse de rodillas y poniendo el arma en la sien derecha el denunciante dijo al declarante «como no pagues, tú o alguno de tu familia morirá así», confesó en la denuncia. En ese momento, Peña, presa del pánico, perdió el equilibrio y cayó sobre una silla.

 

Fragmento de la denuncia interpuesta por el alto cargo del gobierno de Revilla ante la Guardia Civil
Fragmento de la denuncia interpuesta por el alto cargo del gobierno de Revilla ante la Guardia Civil

Escondió la mordida en una sociedad fantasma

El alto cargo del gobierno de Revilla reconoció ante la Guardia Civil haber cobrado el adelanto de 60.000 euros y aseguró haberlo ingresado en una cuenta bancaria a nombre de la sociedad Perfiles y Derivados Yacavic SL. Se trata de una empresa sin actividad que se creó exclusivamente para esconder la mordida. Casualmente, el nombre de esta última mercantil es muy parecido al de la compañía interesada en el amaño del contrato, Perfiles y Derivados-Inox SL. 

“Que había procedido a ingresar en la cuenta de una empresa denominada Perfiles y Derivados Yacavic SL, la cantidad de 60.000 euros, cantidad que les fue solicitada por el propietario de dicha empresa. Que dicha cantidad había sido de nuevo entregada al declarante para que negociara el contrato de suministro a que se refiere el contrato”, aseguró Peña.

Peña temió por su vida

Además, Peña aseguró en la denuncia que su porpósito era devolver los 60.000 euros que le exigían, pero que no lo hizo porque no sabía con exactitud quién le había mandado los sicarios a su despacho. Peña también le confesó a la Guardia Civil que pensaba que las amenazas y las extorsiones no cesarían aunque finalmente cediera y devolviera la mordida.

“Por todo lo expuesto, y a pesar del riesgo de que en su día el denunciante pueda sufrir alguna represalia, se formula denuncia por los hechos que se ponen en conocimiento de esta Unidad, socilitando que se abran las correspondientes diligencias y se realicen las averiguaciones oportunas para el esclarecimiento de los hechos y la detención y puesta a disposición judicial del autor o autores de los hechos denunciados“, concluye la denuncia.

Últimas noticias