Hogar

Cómo afilar tijeras

afilar tijeras
Trucos para afilar tijeras paso a paso

Con el tiempo las tijeras pueden perder su filo, de modo que para afilarlas bien sigue los pasos que ahora te indicamos.

Es normal que con el paso del tiempo las tijeras de casa pierdan filo y acaben por no cortar bien. Antes de lanzarte a comprar un par de tijeras nuevo, tal vez podrías tratar de afilarlas nuevamente. Pero si no tienes a mano un afilador de cuchillos, seguir esta guía de pasos que ahora te ofrecemos para que sepas cómo afilar tijeras.

Es importante que para cortar bien el papel o cualquier material en casa, las tijeras estén bien afiladas. No solo para lograr un corte definido sino para que además, podamos asegurarnos que no vamos a romper más el filo de la tijera o que podamos partir lo que estamos intentando cortar. Lo ideal es tener un afilador de cuchillos, pero si no es así, puedes aplicar estos otros remedios.

Pasos para afilar tijeras

  1. Papel de lija: Una de las primeras recomendaciones para afilar tijeras en casa cuando no tienes un afilador, es utilizar el papel de lija. Lo que tienes que hacer es doblar el papel por la mitad con la parte abrasiva por el exterior, luego corta el papel con las tijeras para que las cuchillas se afilen automáticamente.
  2. Papel de aluminio: Como ocurre con el papel de lija, el papel de aluminio nos permitirá también afilar nuestras tijeras. Para ello debes cortar el papel repetidamente para eliminar las muescas de las cuchillas. El papel de aluminio debe doblarse unas cuantas veces y aplanarse antes de cortarlo.
  3. Vidrio: Por otro lado, es posible afilar las cuchillas de una tijera utilizando un frasco de vidrio. Para ello, debes abrir las tijeras tanto como sea posible, colocar el filo alrededor del frasco y cerrar las cuchillas como si estuvieras intentando cortar el frasco de vidrio. Tienes que repetir la maniobra varias veces, pero además, has de tener en cuenta que las tijeras dañarán el tarro.
  4. Estropajo: Un estropajo de lana de acero es también efectivo a la hora de afilar unas tijeras. De este modo, debes pasar la lana de acero por el filo de la tijera y frotar repetidamente para lograr afilar bien. Haz lo mismo con el otro filo y luego prueba a ver si puedes volver a cortar correctamente.
  5. Destornillador: Un destornillador puede ser también un buen remedio para afilar las tijeras gracias a su metal. Debes coger y abrir las tijeras y colocar el metal del destornillador en el centro de los dos filos. Luego cierra las tijeras y haces movimientos como si estuvieras intentando cortar el metal, pero moviendo además de arriba a abajo para poder afilar bien todo el filo.

Cualquiera que sea el método que utilices de los señalados, recuerda limpiar bien las cuchillas con un paño húmedo y limpio antes de usarlas.

Temas

Últimas noticias