MadrEAT

Carmena impone condiciones imposibles en el concurso de la feria de food trucks y nadie se presenta

Carmena impone condiciones imposibles en el concurso de la feria de food trucks y nadie se presenta
Feria de furgonetas de comida MadrEAT. (Foto. A. Balsera)
Comentar

La feria gastronómica MadrEAT se realiza en Azca, Tetuán.

El Ayuntamiento cerró la célebre feria de furgonetas gastronómicas ‘MadrEAT’ en abril de 2017, ahora había abierto una licitación pública para encontrar una empresa que lo organice de nuevo. Sin embargo, las condiciones leoninas que ha impuesto han provocado que ni una sola empresa se haya presentado para montar el evento que contaba con una gran aceptación del público.

Los vecinos de Tetuán y los turistas se quedarán así sin esta alternativa de ocio otra buena temporada. La versión que ofrece la edil presidenta del distrito, Monste Galcerán (Ahora Madrid-Ganemos), es que su equipo vela por los intereses de los vecinos y no por las empresas y por sus trabajadores. Dice que al poner condiciones más estrictas no se ha presentado ningún inversor.

El pliego de requisitos de la licitación imponía los precios de las bebidas y las comidas, un horario de apertura muy limitado –por ejemplo, no se permite servir cenas– y pagos de cánones elevados. Así lo denuncian los anteriores promotores que organizaron la feria en el entorno de Azca desde octubre de 2014.

“Benefician a cerveceros industriales baratos o a bodegas de plantación masiva, se cargan a los pequeños productores, la sostenibilidad o el orgánico. A menor precio, más producción industrial. Un modelo de negocio insostenible para pequeños emprendedores. Eso sí, Óscar Mayer, Coca Cola o Danone seguro que ponen camión”, se duele Patricia Mateo, una de las antiguas organizadoras.

“Un modelo de negocio insostenible para pequeños emprendedores”, según los ex promotores

Por su parte, el grupo municipal de Ciudadanos a través de su portavoz en Tetuán, Antonio Crespo, ha llevado la situación al Pleno del distrito. “Era de esperar que no se presentara nadie, MadrEAT era la séptima feria gastronómica en la calle más importante del mundo”, explica como antecedentes.

Crespo agrega que “solo podrá haber 6 ferias al año, se reduce el número de camiones de 40 a 26, se impone un canon de 13.000 euros por edición, se imponen 300 metros cuadrados para dinamización que deberán pagar los empresarios, no podrá existir ningún tipo de publicidad o patrocinio… muy liberal todo”.

Se establece el número exacto de mesas y sillas y, según entienden desde Ciudadanos, “como a alguien se le ocurra sacar una silla del perímetro establecido, multa de la Junta”. “No son tan estrictos con otras okupaciones que se producen en el distrito”, añade Crespo.

“Intervención en los precios”

Por otra parte, Ciudadanos afea la “intervención en los precios“. “Es la leche… cerveza a dos euros, comida como mucho a siete euros, Ahora Madrid nos dice qué tenemos que comer, cuánto pagar y de paso al empresario cuánto tienen que ganar; lo siguiente será decir qué gastos tenemos que tener en nuestro día a día”, lamenta el portavoz.

“A las 10 de la noche todo cerrado y todos a la cama, los hosteleros no podrán servir cenas, podría ser usted tan estricta en el barrio de Bellas Vistas con los afters sin licencia“, censuran desde las filas naranjas.

Galcerán replicó que “Ciudadanos ejerce de abogado de la empresa que quiere sacar únicamente beneficio de un uso de un espacio público y si pudiera ser sin pagar tasas, todavía mejor”. No se ha acordado de todos los empleos de trabajadores que se pierden con este bloqueo. Defiende que un pincho por siete euros “no es excesivo”.

Últimas noticias