Los guardias civiles piden a Marlaska que «no sea rácano» y les dote de más chalecos antibalas

guardia civil
Guardias civiles posan con los cascos recién entregados.

Los guardias civiles siguen reclamando al Ministerio del Interior dotaciones de material para la seguridad de los agentes. En concreto, le piden al ministro en funciones Fernando Grande-Marlaska que "no sea rácano" y destina más dinero para comprar chalecos antibalas y material de autodefensa.

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha reclamado al Ministerio del Interior más dotación presupuestaria para material "para protegerse de delincuentes cada vez más peligrosos".

En un comunicado hecho público este domingo, la AEGG ha subrayado que mientras los guardias civiles se juegan la vida "sin chalecos antibalas ni defensas extensibles", el Gobierno ha aprobado una partida de 26 millones para la compra de una flota de 384 vehículos y camiones que entregará al Ministerio del Interior de Marruecos para el control de las fronteras entre ambos países.

"No entramos a juzgar los acuerdos con otros países pero si hay dotación presupuestaria para comprar estos vehículos es porque también la hay para equipar a nuestros guardias civiles", ha señalado la AEGG en la nota de prensa.

Los guardias civiles se quejan también de que hay policías autonómicas y locales con mejores materiales que los agentes de la Benemérita. Recalcan que esta petición "no es un capricho, es una necesidad imperiosa para los guardias civiles".

En el comunicado, la AEGG ha recordado que los guardias profesionales llevan "toda la vida sufriendo esta sinrazón" pero los guardias en prácticas, que han salido de la Academia recientemente, no entienden que tengan que prestar servicio sin esta prenda fundamental".

También han denunciado que los guardias en prácticas asisten "abochornados" a cómo en muchas ocasiones tienen que compartir con otros compañeros chalecos antibalas "que no son de su talla, con el enorme perjuicio de seguridad que ello conlleva".

Donación de cascos en Cádiz

El pasado 9 de julio OKDIARIO informaba que un grupo de empresarios gaditanos habían comprado cascos de moto para los guardias civiles de Conil.

Los agentes de la Guardia Civil de Conil no tenían suficientes cascos de protección para poder patrullar por turnos en motocicleta por el municipio. Algo necesario en los meses de julio y agosto, cuando la población turística en el municipio se dispara.

Según explican desde la Asociación de Empresarios de Conil, que representa a emprendedores locales de todos los sectores, el Ministerio del Interiorpresupuestó una serie de partidas para reparar la flota de cinco motocicletas con las que cuenta el puesto local de Guardia Civil.

Las reparaciones se realizaron y las motocicletas quedaron listas para ser utilizadas en el patrullaje. El problema es que no había cascos suficientes para todos. El dinero se fue en las reparaciones e Interior les comunicó que no había más fondos para los cascos.

Ante la llegada de la temporada turística y la mayor necesidad de seguridad en la zona, los empresarios se reunieron con el capitán de Zona para buscar soluciones. Se llegó a un acuerdo: los empresarios sufragarían con fondos propios los doce cascos que se necesitaban para establecer patrullas por turnos y los entregarían a la Guardia Civil.

Lo último en España

Últimas noticias