Independentismo en Cataluña

Torra: “Asumiremos todos los riesgos que sean necesarios para hacer efectiva la república”

Torra: “Asumiremos todos los riesgos que sean necesarios para hacer efectiva la república”

Quim Torra afirma que están dispuestos a “asumir todos los riesgos que sean necesarios” para conseguir el que define como el único objetivo del separatismo catalán, hacer efectiva la independencia de Cataluña en forma de república.

Lo ha hecho en una entrevista concedida esta misma noche, la primera a un medio nacional desde su llegada al Gobierno catalán, al programa ‘El Objetivo’ de La Sexta, donde reivindicó que su partido se presentó a las elecciones catalanas del pasado mes de diciembre con un programa electoral “con Puigdemont como candidato” que pretendía “la recuperación de las instituciones catalanas” para acto seguido a afirmar que no van a “renunciar a la independencia”. “Democráticamente defendemos el derecho a la autodeterminación del pueblo de Cataluña” ha remarcado.

Torra ha exhibido un discurso recurrente sobre el relato de la opresión del Estado español que “se atrevió a mandar policías y asaltar colegios” contra los catalanes “para impedirles ejercer su derecho de votar en libertad” y aseguró que el referendum del 1-O “se nos obligó a hacerlo en unas condiciones aberrantes”.

El actual presidente de la Generalitat, tras la huída de su predecesor, entiende que con la retirada del artículo 155 “ha terminado la fase de restitución de las instituciones” y dan comienzo a una segunda fase “ir hacia la constitución catalana”.

“En este país se vive un proceso de gravedad extraordinaria y excepcionalidad política, y no solamente por los presos políticos, y esto hace que esta legislatura sea también excepcional” reflexionaba Torra que calificó de “venganza” cada día que “esos presos siguen en la cárcel” pero negó tajante haber dicho, en ningún caso, que se plantease “abrir las cárceles” incluso si la sentencia contra los políticos, actualmente en prisión provisional, fuese condenatoria.

Pero sí ha dejado claro que no acatará ninguna resolución judicial condenatoria “porque hay un 80% de los catalanes” que no lo aceptarían. “Yo he dicho que no iba a aceptar una sentencia que no fuera una sentencia de plena absolución de los encausados porque no puedo admitir que votar sea un delito” añadía.

También matiza Torra cuando aclara que nunca ha impuesto nada sino que  “se declaró políticamente la independencia de Cataluña el 27 de septiembre” en un proceso que califica de “democrático y pacífico”. Pero reconoce que no existe “una república efectiva” y por ello justifica que “los partidos que estamos en ese proceso seguimos en el trabajo de hacerla efectiva”.

“Nosotros consideramos que el plan social de nuestro proyecto de Gobierno es el motor republicano” insistía.

Buscar la Justicia en el ‘exilio’

Torra ha puesto un gran énfasis en su “defensa de los derechos civiles, sociales y nacionales de Cataluña” y aseguró que “hemos tenido que ir a buscar la Justicia fuera. En Alemania se ha juzgado el caso que actualmente está en los tribunales en España y han dicho que no hay rebelión“.

Europa no tolera que haya ‘presos políticos’ en las cárceles españolas” apuntaba “en Europa puedo ir a abrazar a mis amigos” -en referencia a Puigdemont y el resto de ex consejeros fugados de la justicia española y en libertad en Suiza, Bélgica y Escocia- “y en España tengo que ir a las cárceles” a lo que añadía que “lo que España tiene que hacer es darse cuenta de hasta qué punto nos sentimos atacados y vulnerados por esto”.

Referendum de autodeterminación 

Ondeando la bandera del diálogo Torra ha reconocido que su disposición a negociar ha mejorado con la aparición de “un nuevo actor en la partida que es el Gobierno de Pedro Sánchez”. “Imagínese de dónde venimos que tenemos que agradecer sentarnos en una mesa con el Gobierno. De un Estatuto mutilado” añadía. “Hasta 1984, el PSOE estaba en el derecho de autodeterminación de los pueblos” ha recordado al actual Ejecutivo.

Y ha reiterado que su único punto de partida para dicho diálogo es “un referendum de autodeterminación pactado, democrático e internacionalmente reconocido”. Al tiempo que se mostraba esperanzado de “que sea posible ese cambio y por eso, hemos ido al diálogo aún teniendo en este momento una situación política excepcionalmente grave con ‘presos políticos’ y exiliados”.

Aunque ha descartado que se planteen condicionar cualquier tipo de acuerdo -incluído su apoyo a la todavía pendiente aprobación de los Presupuestos Generales- con el Ejecutivo socialista a la libertad de “los presos políticos” que asegura que ellos mismos son los que “me han pedido no ser moneda de cambio para nada, yo no negocio con ellos”.

Comparecencia en el Congreso

“Yo estoy encantado de que la presidenta Ana Pastor me haya invitado al Congreso. Habría que saber en qué condiciones voy a esa ‘cena’, si como invitado o como primer plato. Lo que pasó con el Lehendakari no fue un ejercicio democrático sino humillante. Nosotros no queremos pasar por ahí” y ha descartado que tenga que acudir a la Cámara Baja para que en ella “se vote nada. Esas votaciones las tendremos siempre perdidas”, un alegato que choca frontalmente con su constante reivindicación, como ejercicio democrático, al derecho de votar en Cataluña.

“Se ha creado una burbuja sobre mi comparecencia en el Congreso, pero a mí todavía nadie me ha invitado a nada” matizaba Torra.

Últimas noticias