Agresión a un joven de Sociedad Civil Catalana

El joven de Sociedad Civil Catalana agredido por un separatista: “Me dijo que esto sólo era un aviso”

Comentar

El secretario de la agrupación territorial de Societat Civil Catalana (SCC) en Lérida, Oriol Casanovas, saltó a los titulares este jueves por un hecho lamentable: fue víctima de una agresión por un independentista que le acorraló mientras repartía publicidad de un restaurante.

“Estaba en un centro comercial de Lérida y vino una persona por detrás a cogerme del cuello y me pegó una bofetada mientras me acorralaba”, recuerda el joven de tan solo 20 años, en conversación con OKDIARIO.

La historia no quedó ahí, ya que según cuenta, tras lo sucedido el agresor le amenazó diciendo que había gente que le conocía y “sabían quién era”. Además, le aseguró que lo ocurrido era solo “un aviso” y “que había más gente que haría esto y más”.

No es la primera vez que joven de SCC sufre una agresión, sin embargo, Oriol reconoce que sí es la primera vez que le han agredido físicamente pero que sí que había recibido con anterioridad “insultos y amenazas”.

“Según tengo entendido, esta persona pertenece a grupos radicales de animación del club de fútbol de Lérida”, asegura el joven.

Sobre su reacción, asegura que “no tuvo ninguna porque fue inesperado”: “Intenté que entrase en razón y le dije que si me tocaba, los problemas los tendría él” porque “con violencia no se llega a ningún sitio”.

“Una vez hecha la denuncia con el parte médico yo ya no me voy dejar acobardar”, afirma el entrevistado. Además, asegura que lo ocurrido sólo le “da más razones para seguir creyendo y defendiendo esas ideas, que son los valores del ordenamiento jurídico de nuestro Estado de Derecho”: “Nuestra patria nos une con todos los españoles y esto no nos lo van a quitar ni con violencia ni con agresiones. Abogamos por el respeto y la educación y se trata de dignidad humana”, asevera.

Oriol no se encontraba en ningún acto político ni relacionado con Sociedad Civil Catalana sino que “simplemente este tipo me tenía controlado de algún sitio”.

Ahora, queda revisar la grabación de dos cámaras para demostrar la agresión y esperar a la decisión judicial sobe la denuncia.

Casanovas ha aprovechado para mandar un mensaje al presidente de la Generalitat: “Espero que el señor Torra no le condecore”, afirma riendo. “Me gustaría decirle que no busquen enfrentarnos y crear más tensión. En la calle nosotros queremos convivencia y lo que están forzando, a partir de ilegalidades,es provocar situaciones de este tipo”. Y añade: “Queremos respirar tranquilamente y convivir y es el único deseo que tengo”.

Últimas noticias